El destino político de Tatiana Clouthier

 

Ana Uribe.
Ana Uribe.

Ana Uribe

El anuncio de Tatiana Clouthier de no asumir al puesto de la Subsecretaría de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles de la Secretaría de Gobernación, generó especulaciones entre diversos sectores políticos y sociales. Ella manifestó que fueron motivos familiares que la llevaron a quedarse sólo con la diputación federal.

La decisión suena rara. Muchos de sus seguidores en redes sociales y en el campo político manifestaron sentirse defraudados por no ver a la carismática tuitera en una de las secretarías principales del nuevo gobierno que encabeza AMLO.

 

Tatiana Clouthier con AMLO. Foto: Facebook.
Tatiana Clouthier con AMLO. Foto: Facebook.

Y no es para menos, pues como jefa de campaña del puntero en las encuestas presidenciales, a Tatiana le tocó el trabajo de a pie y la chamba de confrontar voces discordantes en los medios, y siempre tuvo una respuesta certera. Con su estilo frontal, capacidad de argumentación y carisma, convenció no sólo a los amlovers,sino a un sector de indecisos. Si bien el efecto tsunami de AMLO se construyó muchos años atrás, alimentado por un hartazgo generalizado, el trabajo de Tatiana fue eficaz en fortalecer la confianza en los electores con el candidato que abanderó.

Como muchos mexicanos, ella no aceptó la inclusión de Manuel Bartlett al frente de la Comisión Federal de Electricidad, aunque dijo respetar la decisión de AMLO, no dudó en poner tierra de por medio. La presencia de Bartlett tiene una historia de descontento y rompimiento que toca fibras de indignación de la familia de Maquío.

Muchas de las decisiones que tomará AMLO al frente del ejecutivo, ya sabemos que serán apoyadas en consulta ciudadana, si en ese ejercicio sometiera a votación ciudadana el lugar que debe tener la hija de Maquío, la respuesta sería de todos conocida.

La hija de Maquío es una mujer inteligente con visión de futuro, en el lugar que se postule, realizará buen trabajo. Pero coincido con muchos, que ella debería ser una de las principales voces y asesoras del nuevo gobierno, es un activo que debe sumarse.

Dejarla en un puesto periférico sería un desatino, ella trabajó y se ganó un lugar en el círculo cercano al nuevo presidente de México. Si la ingratitud no existe, como pintan algunos, entonces su papel como diputada federal, será una plataforma para su paso siguiente.

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *