how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Trump: obsesión por el muro

|

03 de abril, 2018

|
Trump: obsesión por el muro
María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

Millones en este país estamos cansados de las noticias falsas…especialmente de las que propaga sin el menor recato la Casa Blanca.

El pasado domingo de Pascua, día que tradicionalmente los presidentes de este país dedican a enviar mensajes de espiritualidad y esperanza, Donald Trump nos bombardeó con numerosos tuits plagados de mentiras, distorsiones y amenazas que resultaron exagerados incluso para sus propios estándares.

Los tuits estuvieron centrados en varios de los temas que más le obsesionan a Trump: la inmigración ligada a México, al Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y, por supuesto, al muro en la frontera sur por el que tanto ha luchado.

Prototipos del muro fronterizo. Foto; Facebook.

Prototipos del muro fronterizo. Foto; Facebook.

Con singular encono, el mandatario que había prometido que trataría a los Dreamers con “amor”, expresó en letras mayúsculas que no habrá acuerdo sobre DACA y culpó a los demócratas del fracaso.

El presidente se quejó también de que México no hace nada para detener la inmigración ilegal y advirtió que venían en camino caravanas de indocumentados procedentes de México para entrar a Estados Unidos y aprovecharse de DACA.

Por supuesto, ninguna de estas aseveraciones es cierta. Para empezar, basta recordar que fue Trump quien terminó con el programa DACA el año pasado y, desde entonces, ha utilizado a los Dreamers como moneda de cambio para obtener los fondos que necesita para construir el muro fronterizo. Como hasta ahora no lo ha logrado, poco le importa la suerte de los casi 2 millones de soñadores a los que había dado esperanzas de ayudar.

En cuanto a las caravanas de indocumentados que, según él, vienen a beneficiarse de DACA, resulta aberrante que el mandatario ignore que este programa está diseñado para beneficiar solamente a los jóvenes que llegaron a Estados Unidos antes de 2007.

La queja contra la total falta de cooperación de México en materia migratoria carece también de bases. Desde que Obama estaba en la Casa Blanca, es bien sabido que el gobierno mexicano colabora con Washington para detener el flujo de indocumentados centroamericanos que desean llegar al Norte. La inmigración de mexicanos, por otra parte, ha descendido a niveles mínimos, al grado de que hoy son más los expulsados que los que llegan procedentes de México.

Todos estos hechos le tienen sin cuidado a Trump. Al presidente lo único que le importa es alimentar a sus seguidores con las noticias que ellos quieren escuchar. Por eso la semana pasada dijo que la construcción del muro ya está en marcha (aunque solamente hay prototipos)  y para demostrarlo publicó fotos de las reparaciones que se han hecho a la valla que existe en Calexico desde antes que él asumiera la presidencia. La realidad, sin embargo, es que Trump es el rey de la mentira y el muro se ha convertido ya en la mayor de sus promesas fallidas.

*María Luisa Arredondo es la fundadora y directora general de Latinocalifornia.com

 

 

 

 

Comments

comments

Columnista

Share This Article

Otras Notas

Sobornar para acceder a la Universidad no garantiza el conocimiento, pero sí la deshonra
Sobornar para acceder a la Universidad no garantiza el conocimiento, pero sí la deshonra
Trump y los supremacistas blancos
Trump y los supremacistas blancos
Demócratas, el peligro está en Trump, no entre ustedes
Demócratas, el peligro está en Trump, no entre ustedes

Conéctate con los columnistas