how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

La respuesta de México a Trump

|

11 de abril, 2018

|
La respuesta de México a Trump

 

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

Finalmente, después de innumerables agresiones y ofensas por parte de Trump, Peña Nieto parece haber entendido que no importan los esfuerzos que haga su gobierno para  mejorar la relación con Estados Unidos, todos están destinados al fracaso porque México es el chivo expiatorio favorito del actual ocupante de la Casa Blanca.

En su respuesta al anuncio de que Trump planea militarizar la frontera con el envío de la Guardia Nacional, Peña Nieto desenmascaró los verdaderos motivos del mandatario estadounidense para atacar a México: su frustración porque no ha logrado que el país vecino acepte pagar por el muro fronterizo, tal como le prometió a sus seguidores, ni tampoco que el Congreso le apruebe los fondos necesarios para esa obra.

“Si usted quiere llegar a acuerdos con México estamos listos…. Pero si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su Congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos. No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones”, puntualizó el presidente mexicano.

Peña Nieto durante el mensaje televisado para responder a Trump.

Peña Nieto durante el mensaje televisado para responder a Trump. Foto: Facebook.

Esta fue, definitivamente, la parte más acertada del mensaje de Peña. Con Trump no funciona la diplomacia por la sencilla razón de que a él no le interesa acercarse a México. Al contrario, quiere mantener una distancia con este país porque desde un principio decidió culparlo de todos los males que afectan a Estados Unidos aprovechando los sentimientos de racismo y xenofobia que persisten entre vastos sectores de la población estadounidense.

Debido a los escándalos y graves problemas internos que enfrenta Trump, es lógico suponer que arreciará sus ataques contra México porque, hoy más que nunca, necesita del apoyo de su base.

De sobra está señalar que el gobierno mexicano tiene un desafío mayúsculo. Estados Unidos no es solo la nación más poderosa del mundo sino que México es altamente dependiente de ella.

Todo, sin embargo, tiene un límite. Por lo que toca al muro, hay que reconocer que Trump tiene todo el derecho de construirlo porque está en su territorio. A lo que no tiene derecho es a exigirle a México que pague por su construcción porque el país vecino no es una colonia estadounidense.

Los mexicanos, por otro lado, también tienen armas para presionar a Washington. Una de ellas sería la de suspender la colaboración que le ofrece a Estados Unidos en materia de migración y seguridad, tal como lo ha planteado el Senado de México. La sola amenaza de esa suspensión pondría a temblar a la Casa Blanca. Peña Nieto no mencionó esa posibilidad en su mensaje, pero definitivamente ha llegado la hora de que lo haga, si, como se anticipa, continúan las agresiones hacia México.

*María Luisa Arredondo es la fundadora y directora general de Latinocalifornia.com

 

 

 

 

Comments

comments

Columnista

Share This Article

Otras Notas

Hacia un nuevo sendero de los inmigrantes
Hacia un nuevo sendero de los inmigrantes
Con Trump, la ironía está a la orden del día
Con Trump, la ironía está a la orden del día
Una caravana de esperanzas
Una caravana de esperanzas

Conéctate con los columnistas