how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Lección para los demócratas

|

07 de noviembre, 2017

|
Lección para los demócratas

 

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo.

María Luisa Arredondo*

La denuncia no es nueva y muchos consideran que a estas alturas resulta irrelevante. Aun así, la revelación de Donna Brazile de que las elecciones primarias de los demócratas en 2016 estuvieron amañadas ha causado gran revuelo y consternación.

Brazile, quien fue presidenta del Comité Nacional Demócrata (DNC) arrojó una verdadera bomba al denunciar en un libro que acaba de publicar, que Hillary Clinton asumió el control total del partido desde antes de ser la candidata oficial gracias a un acuerdo financiero al que llegó con los dirigentes de esa institución.

Donna Brazile y Hillary Clinton. Foto: Facebook.

Donna Brazile y Hillary Clinton. Foto: Facebook.

Mediante el acuerdo, Clinton se comprometió a entregar al DNC, que estaba en bancarrota, las grandes sumas de dinero que recaudó a cambio de asumir todas las operaciones del partido. Si bien, como describe Brazile, no se trató de un crimen en el estricto sentido de la palabra sí se debe considerar como un acto sin ética, puesto que comprometió la integridad del partido.

Las acusaciones de Brazile han avivado los ataques contra Hillary Clinton por parte de sus archienemigos como el presidente Trump, quien ha aprovechado el asunto para desviar la atención sobre los problemas legales que él enfrenta por el Rusiagate. Dentro del Partido Demócrata muchos han condenado y desmentido a Brazile, pero otros, como la senadora Elizabeth Warren han reconocido que, efectivamente, los dados estuvieron cargados a favor de Clinton.

Pero sin duda los más molestos son los millones que votaron por el senador Bernie Sanders, quien no tuvo una oportunidad justa para competir.

En su momento incluso se filtró que Brazile le había pasado a Clinton las preguntas de un debate que iba a sostener contra Sanders.

La revelación no podía haber llegado en un peor momento para Clinton, quien hace unos meses publicó su libro “What Happened” para explicar, desde su perspectiva, porqué perdió la elección. En su recuento, Hillary de alguna forma le reclama a Sanders que la haya criticado tan duramente por los discursos que pronunció ante Wall Street porque dice que dieron pie a que se cuestionara su honestidad. Pero, obviamente, la excandidata no menciona el acuerdo tan favorable al que había llegado con el DNC.

Para muchos es cuestionable qué fue lo que motivó a Brazile a escribir su libro. Pero más allá de si se trata de oportunismo político o venganza, lo cierto es que los demócratas deben reconocer los errores que cometieron en la pasada elección y aprender de ellos. Una de las lecciones más importantes es, sin duda, que deberían tener sus finanzas en orden para evitar tener que depender, a última hora, de intereses especiales. De lo contrario, el precio que se paga es muy caro.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

El Dream Act y la supervivencia republicana
El Dream Act y la supervivencia republicana
Moore: lastre para los republicanos
Moore: lastre para los republicanos
El día que el odio perdió
El día que el odio perdió

Conéctate con los columnistas