“Cuando un mexicano niega ser mexicano”

Martha Sáenz.
Martha Sáenz.

Martha Sáenz*

Están próximas las elecciones de los Estados Unidos, este noviembre del 2016 veremos el cambio de presidente dentro de este país. Esto ha permitido sacar lo mejor y lo peor que cada persona lleva dentro. Las elecciones han propiciado, o mejor dicho, han sido la excusa para evidenciar las creencias y valores de las personas.

Durante las campañas hemos visto de todo, como si fuera un circo romano. Peleas, insultos, agresiones, difamaciones y muchas pero muchas cosas mas.

Lo que me ha llamado mucho la atención son varios temas, pero en especial éste que para mí es muy, pero muy doloroso, y es cuando un mexicano reniega de serlo, además se siente con derecho no sólo de maldecir que lo es, sino de apoyar y defender a personas que insultan, agreden y devalúan a su propia raza.

He platicado con algunas personas y a otras las he visto en entrevistas en televisión donde ellos dicen que tienen tantos años viviendo aquí en Estados Unidos, que tienen tantos intereses económicos en este país y que se sienten totalmente desligados de México generalizando y juzgando la forma inaceptable de ser de los mexicanos .

Esto lo he escuchado desde personas con una gran solvencia económica hasta de personas que difícilmente se ganan el dinero para sostenerse día a día.

¿Cómo pueden dejarse influir por la opinión de unas personas?

¿Con qué derecho se sienten para sentirse los elegidos de Dios?

¿Qué les hace pensar que pueden ser superiores a los demás?

¿Cómo pueden negar sus orígenes?

¿Cómo decir que su DNA no es real?

¿Cómo avergonzarse de la madre que los parió?

Pues sí, si sucede a nuestro alrededor y lo que es más desolador es que traten de defender lo indefendible. Decir que son del Partido Republicano donde ahí mismo son rechazados, humillados, insultados y denigrados es totalmente doloroso y desgarrador.

Decir que no tienen nada en común con los de México, que sus propias familias no fueron elegidas por ellos, y que sus raíces pertenecen a otro lugar es negar todo su árbol genealógico.

Es muy difícil e inaceptable ser discriminado y maltratado por otro ser humano.

Pero es desgarrador ser discriminado y negado por uno mismo.

 

*Martha Sáenz es psicoterapeuta y Life Coach.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *