Primaria floridiana: las fichas están en la mesa

Jugadores de dominó en la Pequeña Habana. Foto: America's Voice.
Jugadores de dominó en la Pequeña Habana. Foto: America’s Voice.

Por Maribel Hastings y David Torres

MIAMI, Florida.- En la víspera de las primarias floridanas y de otros cuatro estados, en el emblemático Parque del Dominó en la Pequeña Habana, esta vez no hay mucha coincidencia entre los cubanos y cubanoamericanos que llenan las mesas ejerciendo uno de sus pasatiempos favoritos.

El primer cubano con el que conversamos cuenta que lleva 31 años en Miami, es demócrata y ya tiene su gallo favorito para la primaria demócrata del martes: Bernie Sanders. Es más, ya votó por él por adelantado.

“Hillary no puede salir. En el 2008 no pudo ganarle la primaria a Obama y ¿está otra vez tratándolo? Obama no era nadie y le ganó a Hillary”, dice.

Este cubano demócrata no tiene muchas palabras de elogio para el senador republicano de su estado, Marco Rubio, quien libra la batalla de su vida mañana.

“A mí no me interesan los cubanos y Rubio se acaba mañana oficialmente. Si se hubiera quedado como senador, seguía toda la vida. Este país no elige a un presidente hispano ni ahora ni de aquí a 200 años”, agregó.

Pero además de Rubio hay otro precandidato de origen cubano, Ted Cruz, en la contienda republicana, le recordamos. “Ted Cruz en realidad es canadiense y el Partido (Republicano) realmente lo apoya porque no quieren a (Donald) Trump”, afirma categórico.

“Diez a uno que Trump gana mañana en la Florida y después gana la presidencia”, pronosticó.

Ennio Zane votará por Trump y la razón es el mensaje migratorio del empresario.

“Yo creo que la frontera se tiene que sellar. Estuve en el servicio militar por seis años y creo que esa frontera hay que controlarla”, indica.

Aunque hay dos republicanos de origen cubano en la pelea, “no creo que Marco Rubio o Ted Cruz puedan llegar al número de delegados que se necesitan para ganar la nominación. Trump sí. Y si Trump no es el candidato republicano va a formar su propio partido y eso va a fragmentar todavía más al Partido Republicano y le da ventaja al Partido Demócrata”, aseguró Zane.

Como latino, dijo que no se siente ofendido por los comentarios de Trump hacia los mexicanos y otros hispanos “porque han sido malinterpretados”.

“Trump lo que ha dicho es que hay que eliminar la inmigración ilegal porque incluso pueden entrar terroristas. Yo no nací aquí, pero este es mi país y lo amo y hay que protegerlo”, dijo.

Desde una de las mesas, otro cubano nos dice orgulloso que su candidato es Rubio.

Pero si al final Rubio pierde la Florida y el eventual nominado republicano resulta ser Trump y la nominada demócrata es Clinton, tiene muy claro su plan.

“A Trump no lo quiero ni regalao’. No quiero ni a Trump ni a comunistas. Me abstengo de votar”, asegura.

En el mismo sentido se expresa Jesús Ríos, a quien Obama no le gusta. Dice: “Ha dicho que ha resuelto los problemas de la economía y no es cierto. Ha reducido la medicina, el Mecaid y otras cosas. Por eso, la Hillary Clinton no me gusta porque va a llevar el mismo sistema de Obama. Soy republicano, pero te digo como todos: Trump tampoco me gusta porque es un tipo racista. Y para mí todos somos latinos, somos lo mismo sin importar la nacionalidad. Mi mamá era española, mi tío es guatemalteco, yo soy cubano. No discrimino a nadie. Trump ha discriminado a los niños inmigrantes, ha hablado mal de las mujeres y de otros”.

Ríos, sin titubear, dice que simpatiza “con Marco Rubio no porque sea cubano, sino porque tiene unos ideales buenos para la economía del país igual que Ted Cruz. Cualquiera de los dos me gustaría que ganara”.

Y aunque dice que el voto cubano lo va a ganar Rubio, acepta que “el problema es que hay mucha división y la división es lo más malo que hay: divide y vencerás. Necesitamos ponernos de acuerdo. Estamos dividiendo el voto, tenemos que usar la inteligencia”.

Justo González, observando una partida de dominó, es mucho más categórico: “Mañana gana Marco Rubio, ese es el mejor para este país. Trump no debe salir de presidente porque me parece que su ideología no es compatible con esta sociedad. Aquí hace falta un presidente que resuelva los problemas de este país, pero con la ideología de Marco Rubio”.

A “José” también le parece que Rubio es el mejor. Sin perderse un solo movimiento de fichas en la mesa desde donde observa sin jugar, expresa: “Las elecciones las gana Marco Rubio porque es el mejor… aunque por nosotros no puede hacer mucho porque para eso se tiene que estar organizado… y así no se puede hacer mucho. Sobre Donald Trump, yo no sé pero no vale, está loco de la cabeza. Pero no va a ganar la presidencia porque todo mundo está en contra de él. Y porque dice mucha mierda”.

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *