how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Gallos de grandes espolones

|

25 de mayo, 2015

|
Gallos de grandes espolones
De manera sorpresiva, los Gallos Blancos de Querétaro se repusieron y ahora se disputarán la final con el Santos de Torreón. Foto: Facebook.

De manera sorpresiva, los Gallos Blancos de Querétaro se repusieron y ahora  están listos  para disputarse la final con el Santos de Torreón. Foto: Facebook.

En la Línea Deportiva

Por Alex Ruiz Ruiz

Ciudad de México.-Y vaya que salieron muy Gallos. Un equipo que al principio del torneo “arrastraba las cobijas”, que tuvo que cambiar de entrenador muy temprano y que sentía la presión del descenso muy cerca, tiene que tener los espolones muy grandes para resurgir y convertirse en el favorito para llevarse el título del futbol mexicano. Los Gallos Blancos de Querétaro, de la mano del Rey Midas, Víctor Manuel Vecetich, están listos para disputarles la final del Clausura 2015 a los sorpresivos Santos de Torreón. Una final (ida y vuelta) inédita e inesperada.

Hay que recordar que estos dos equipos tuvieron claroscuros todo el torneo y que avanzaron de lastima a la liguilla por el título de la Liga MX. Querétaro se clasificó por un gol de último segundo de Ronaldinho, quien cobró acertadamente un polémico penalti que les dio el pase. Mientras que Santos se coló por la inoperancia de Toluca y una atajada salvadora de último momento del guardameta de los Tigres. El sistema de competencia del futbol mexicano revive muertos y hasta los hace campeones.

Así las cosas, esta final tiene todos los ingredientes para ser emocionante, los berrinches de Ronaldinho y de Caixinha están garantizados, defensas débiles que permiten muchos goles y fanaticadas que tanto en los estadios como en las calles son alegres y ruidosas. Veremos “de qué cuero salen más correas”.

Santos sorprendió al favorito Chivas

En el enfrentamiento semifinal las Chivas de Guadalajara llegaban como amplios favoritos tanto por la plantilla como por la popularidad que tienen en todo el territorio mexicano. Pero nuevamente ha quedado claro que los partidos se ganan en el terreno de juego, con estrategia y decisión.

En el primer duelo celebrado en Torreón, ambos equipos se mostraron cautos y jugaron a no perder. Quizá fueron los tapatíos quienes estuvieron más cerca de inclinar la balanza a su favor. Al final de ese encuentro parecía que el Rebaño Sagrado daba un paso adelante rumbo a la gran final. Sin embargo, había algunos factores a analizar: Chivas no había anotado gol de visitante, importante criterio de desempate, y el guardameta de Santos, el argentino Agustín Marchesín, se notaba imbatible bajo los tres palos norteños.

Y para este domingo, en el juego de vuelta, el estadio Chiva lucia una muy buena entrada a pesar de que el dispositivo de seguridad que se implementó en el estadio y sus alrededores fue lento y tedioso para algunos aficionados.

Al sonar el silbatazo inicial Chivas pronto tuvo una oportunidad clara pero el tiro se fue desviado, eso fue todo, de ahí en adelante los Santos alzaron la mirada al cielo y con buenos destellos futbolísticos le dieron un buen baile a los rojiblancos con las anotaciones de Djaniny, Izquierdoz y Calderón. Esta vez ni Marco Fabián ni Omar Bravo tuvieron el empuje para cambiar la historia de Chivas

Reacción queretana

En el otro enfrentamiento semifinal, ambos duelos mostraron el peso específico de la localía. En el juego de ida los Tuzos del Pachuca lucieron sus mejores galas y rápidamente con dos goles tempraneros hicieron que el mundo se les viniera encima a los Gallos Blancos de Querétaro, quienes sorpresivamente tenían desventaja también en jugadores por la expulsión del experimentado Ricardo Osorio. Vaya lio que se desató, ya que el técnico Victor Manuel Vucetich tuvo que hacer ajustes tácticos y retiró del campo al brasileño Ronaldinho, quien con un evidente berrinche agarro sus trapitos y ni al segundo tiempo se quedó para poyar a su equipo. Todo parecía indicar que Pachuca daría la puntilla, pero se les acabó el gas y dejaron ir viva a su presa.

En el juego de vuelta las tribunas del estadio corregidora fueron insuficientes, hasta los pasillos y las escaleras eran una buena opción para presenciar el resurgimiento queretano.

Y así fue, los Gallos Blancos encontraron un rápido gol de Ángel Sepúlveda que les permitió manejar con más calma las acciones. Entonces el escenario quedó listo para que en la parte complementaria por conducto de Jonathan Bornstein cayera el tanto del pase a la gran final, porque aunque el marcador global mostraba 2-2 la mejor posición en la tabla de los Gallos Blancos los instalaba en la primer final de su historia, el rey midas lo había hecho otra vez. Ronaldinho festejaba también, pero desde la banca.

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Metro, la mejor opción para ir al partido entre México y EEUU en el Rose Bowl
Metro, la mejor opción para ir al partido entre México y EEUU en el Rose Bowl
América y Pumas ya son protagonistas en la Liga MX
América y Pumas ya son protagonistas en la Liga MX
Cruz Azul, en un polvorín
Cruz Azul, en un polvorín

Conéctate con los columnistas