Estrategias contra la sequía en California

sequía CA

New America Media/El Observador, News Feature, Jenny Manrique.

Nota del editor: Este artículo fue producido como parte de una beca de periodismo de New America Media, patrocinada por el Distrito de Agua del Valle de Santa Clara.

SAN JOSÉ — Al tiempo que California enfrenta su cuarto año consecutivo de sequía, fuentes oficiales dicen que las fuertes lluvias por sí solas no serán suficientes para restaurar el agua subterránea que necesita el estado.

En respuesta, los Distritos Hídricos están invirtiendo en plantas de reciclaje de agua y estableciendo estrategias que van desde la importación de agua, hasta llamados por un mayor ahorro del preciado líquido.

El objetivo más importante de su campaña son los residentes de California a quienes les han pedido reducir hasta en un 40% el consumo de agua, ofreciendo incluso recompensas a aquellos que lo hagan.

«La primavera pasada decidí remover toda la hierba de mi jardín y sembrar plantas nativas de California,» dijo Carol Makdissy, quien fue nombrada Héroe de Ahorro del Agua por el trabajo que ha realizado en su jardín de 650m2 en San José. «Estas hermosas flores no sólo atraen mariposas y colibríes, sino que necesitan muy poca agua».

Nombrar individuos como Héroes de Ahorro del Agua es una de las estrategias impulsadas por el Distrito de Agua del Valle de Santa Clara (SCVWD por sus siglas en inglés) para promover la conservación del agua en hogares, empresas, el paisajismo y la agricultura.

«Tenemos un suministro finito de agua local en los embalses (Shasta y Oroville) y agua importada que viene de Sacramento y del delta del río San Joaquín», explicó Aaron Baker, gerente de operaciones de agua no potable en SCVWD. «Debido a que hemos tenido tres años de excesiva sequía y poca nieve, nuestros embalses y los niveles de agua subterránea han disminuido. Es muy probable que lleguemos al verano [enfrentando] una etapa crítica que requerirá hasta un 40 por ciento en el ahorro del agua», agregó Baker.

Esto significa duplicar la meta de reducción voluntaria actual que pidió el gobernador Jerry Brown el pasado julio.

El Distrito de Agua también ha duplicado el presupuesto para su programa «Agua Sabia a Domicilio”, una iniciativa financiada por el Estado que envía expertos en conservación como asesores de los propietarios de viviendas quienes, como Carol, están dispuestos a reducir el uso del agua añadiendo un poco de color marrón a sus plantas.

«La Junta [del Distrito de Agua] aprobó un aumento de recompensas para los vecinos que reemplacen el sistema de riego en sus patios, por el uso de plantas que consumen muy poca agua y no necesitan ser cortadas o fertilizadas. En lugar de $1, ahora estamos dando $ 2 por metro cuadrado», dijo Jerry de la Piedra, gerente de planificación de suministro de agua en SCVWD.

Más de 390 millones de galones de agua al año se están ahorrando, solo a través del programa de paisajismo, añadió.

El Museo Egipcio Rosacruz en San José fue uno de los que aprovechó la iniciativa, sustituyendo casi un acre de césped en varios jardines por flora autóctona que representa temas egipcios. «Los beneficios ecológicos son enormes y los jardines que son tolerantes a la sequía nos están ahorrando innumerables galones de agua «, dijo Dakotah Bertsch, el
paisajista a cargo del proyecto. «Estamos mezclando las plantas con las exposiciones «, agregó, señalando que el ´Jardín de la Paz´ del museo ahora parece un auténtico jardín de la antigua ciudad egipcia de Akhenatón.

Otros programas de reembolso incluyen la sustitución de rociadores, electrodomésticos de alta eficiencia como inodoros y lavadoras de ropa, y artículos gratuitos para la comunidad que incluyen duchas, boquillas de mangueras, válvulas para el inodoro, detectores de goteo y baldes.

El Distrito de Agua también recomienda que los restaurantes sólo sirvan agua a petición, y que los hoteles inviten a sus clientes a reutilizar sábanas y toallas en vez de lavarlos
cada día.

Multas contra derrochadores de agua

El año pasado, los californianos no cumplieron con el recorte voluntario del 20% sobre el consumo del agua. Por ello, algunos condados están buscando multar a aquellos que desperdician el recurso.

El 3 de febrero, la Junta de Supervisores del Condado de Santa Clara votó para hacer algunas de estas normas permanentes y obligatorias.

Desde entonces, cerca de 87 mil residentes de los suburbios del condado – que tienen menos acceso al agua que los habitantes de la ciudad – pueden ser castigados con multas que van desde $100 a $500 si utilizan aspersores entre 9 a.m. y 6 p.m., si riegan áreas pavimentadas como entradas a garajes, o si lavan autos sin hacer uso de mangueras con válvula de cierre.

Las multas aún no se han extendido a los residentes de las ciudades, pero el llamado al ahorro para ellos también es imperante.

El portavoz de SCVWD Marty Grimes dijo que con el fin de localizar a los derrochadores de agua, la Junta de Directores del Distrito Hídrico también «aprobó fondos para contratar temporalmente inspectores”, -cuatro hasta ahora- quienes harán seguimiento a las quejas de los ciudadanos a través de la línea telefónica, el sitio web del distrito y la aplicación Water Valley Access.

El distrito ha «recibido 1.000 quejas desde el verano pasado», dijo Grimes.

Agua subterránea, insuficiente

De acuerdo con el Plan de Contingencia ´Escasez de Agua’, un modelo de predicción que se utiliza para medir el nivel de reserva y almacenamiento de aguas subterráneas y cuánto del líquido se necesita para llenar los pozos anualmente, cualquier número inferior a 300.000 acres-pie en los acuíferos, requiere un llamado público al ahorro.

Para 2015 se predice que las reservas puedan caer hasta 182.000 acres-pie.

La sequía ha impedido la reposición de los acuíferos locales, que los propietarios de viviendas, negocios y agricultura, utilizan para proveerse de agua. Un americano promedio utiliza 100 galones de agua cada día, sin embargo, los embalses en California sólo tienen agua suficiente para abastecer ese nivel de consumo hasta el final de 2015.

Es por eso que leyes como el Acta de Agua Subterránea de Sostenibilidad, firmada por el gobernador Brown en septiembre de 2014, introdujo nuevas políticas para permitir que las agencias locales se ocupen de la sostenibilidad de aguas subterráneas, y de las restricciones del consumo en épocas de escasez.

El dinero no hace llover, pero ayuda

En 2014, los legisladores estatales y federales aprobaron un presupuesto de emergencia más de $ 1 billón para el alivio de la sequía. Y durante las elecciones de noviembre, los votantes de California aprobaron la Proposición 1, conocida como el Bono de Agua, asegurando $ 7120 millones en bonos generales para proyectos de infraestructura de abastecimiento de agua del Estado.

Sin embargo, tal como lo explica Jeffrey Mount, investigador del Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC por sus siglas en inglés), la nueva medida «no tendrá un impacto en los próximos años, pues los mecanismos para distribuir el dinero no se han establecido».

«Hasta ahora, ha habido dos asignaciones de emergencia de los recursos federales, dinero que no hace llover, pero ayuda a suavizar el impacto de la sequía «, explicó. «La mejor inversión es la diversificación de los suministros de agua, la construcción de infraestructura para comerciar agua con otros Eestados», añadió tras señalar que California actualmente sólo tiene acceso al río Colorado.

De acuerdo con investigaciones del PPIC, el sector agrícola de California perdió $ 2.2 mil millones en ingresos durante 2014. Esta pérdida costó 17 mil puestos de trabajo, la mayoría de los afectados fueron camioneros y campesinos.

Agua potable reciclada: el futuro

Reciclar agua ha sido uno de los métodos más utilizados para conservar el recurso en la agricultura. Plantas como el Centro Avanzado de Purificación de Agua del Silicon Valley (SVAWPC, por sus siglas en inglés), inaugurada en julio de 2014, utilizan una combinación de microfiltración, osmosis inversa y desinfección con luz ultravioleta, para reciclar casi 8 millones de galones de agua por día en el Condado de Santa Clara, utilizados para el riego y aplicaciones industriales.

«La planta es la más grande en el norte de California, se construyó en 7 años y tuvo un costo de $ 72.000.000», señaló el planeador de suministro de agua, Miguel Silva mientras daba un tour por la instalación, abierta al público desde noviembre.

«Reciclar agua es un proceso tolerante a la sequía. Podemos producir la misma cantidad sin importar si se trata de un año húmedo o seco, lo que nos da un gran control para enfrentar fenómenos meteorológicos extremos», añadió.

Aunque el producto aún no es para consumo humano, el propósito de la planta es expandir los suministros de agua potable en Silicon Valley en 2025.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *