how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

¿Quién paga más por la energía en California?

|

07 de enero, 2014

|
¿Quién paga más por la energía en California?

 

Quién paga más por la energía en California?

Vida en el Valle, News Report, Juan Esparza Loera.

Alto en la Sierra Nevada a una altura de más de 8,000 píes, como a dos horas al noreste de Fresno, el supervisor de PG&E, John Grube, ayuda a supervisar una planta hidroeléctrica que data de 30 años y genera hasta 1,212 megavatios de electricidad para el hambriento de energía Valle de San Joaquín situado más abajo.Cerca del ventoso Paso Altamont en las sombras de San Francisco, Rick Marks revisa una granja de 32 molinos de viento en un rancho privado que puede generar 78 megavatios de energía renovable. En el polvoriento suelo del Valle, PG&E puede producir hasta 250 megavatios de electricidad por día en su planta Helm Solar, una planta que tiene dos años y que puede satisfacer las necesidades de 10,000 hogares.Los paneles solares de la planta se extienden por una milla en una dirección, y a media milla en la otra dirección.En lo que la creciente población de California y la manufactura exige una mayor necesidad de energía – además de la eliminación de una planta de energía nuclear en San Onofre – la energía está llegando a ser un artículo muy necesitado.

Pero con el aumento de instalaciones de energía, especialmente con fuentes de energía renovable en la última década, hay algunas preocupaciones de que los residentes de clase baja y media del Valle estén pagando un precio más alto por la energía. En el Valle donde las tasas de pobreza y de desempleo son las más altas del estado, el alto costo de la energía es una gran preocupación.

Esa es una razón por la que el asambleísta Henry T. Perea redactó el AB 327, el cual el gobernador Jerry Brown firmó a principios de este año. Le tomó a Perea tres años convencer a sus colegas legisladores que los residentes del Valle no deberían de pagar tarifas más altas de electricidad que los individuos acaudalados de Los Ángeles y el Área de la Bahía. 

“Los pobres reciben un golpe desproporcionadamente duro en el Valle de San Joaquín debido a que están en una comunidad sensible a la energía. Vivimos en un desierto,” dijo Perea.

La compleja política sobre energía del estado divide a los contribuyentes de impuestos en tres áreas. Los que usan menos energía (ejemplo los residentes en climas templados como Los Ángeles, pagan tarifas más bajas porque usan menos energía; mientras que en áreas donde las temperaturas se elevan en el verano y luego se desploman en el invierto (como en el Valle de San Joaquín y en Inland Empire) pagan más porque consumen más energía.Hay cinco niveles de consumidores en el estado.

En teoría, dijo Perea, el sistema funciona. Pero en la vida real, obliga a costos de energía más altos en una persona que gana $40,000 en el Valle que alguien que gana $150,000 en Los Ángeles.

El proyecto de ley de Perea permite que la Comisión de Utilidades Públicas del estado reduzca la cantidad de niveles. Anteriormente, las compañías de utilidades podían recuperar sus costos de infraestructura al cobrar más a quienes viven en las áreas de más altas tarifas.

“Si las compañías incurrieron en nuevos costos para la infraestructura, ellos pueden recuperar su dinero por medio de sus tarifas, pero las van a tener que conseguir de las áreas 3 y 4, que son las del Valle e Inland Empire,” dijo Perea. “Ellos tienen a gente de bastante dinero pagando costos de energía menores, y teníamos a los pobres pagando mucho más.”

El proyecto de ley también le da a PUC el poder de determinar las tarifas. PG&E ya entregó un plan para reducir las capas a tres niveles.La Legislatura decidió retirar el poder de PUC hace más de una década cuando la crisis en la energía provocó el aumento de los costos en la electricidad. Eso, dijo Perea, no fue una acción sabia.

“Fue una reacción de impulso. La Legislatura dijo, ‘Bueno, como PUC se equivocó, nosotros estableceremos las tarifas.’ Bueno, nosotros no estamos calificados para establecer las tarifas,” dijo Perea.

Ahora que PUC tiene algo de su poder de nuevo, Perea quiere ver cómo es que la comisión maneja las tarifas.“Si otros, o yo no estamos de acuerdo en la manera en que manejan esto, tendremos que pasar una ley,” dijo Perea, un conservacionista en la energía que refleja la práctica de su padre de andar por la cámara apagando luces cuando no se están usando en algún lugar.

Cuando se trata de la energía, Perea también tiene preocupaciones sobre la creciente energía solar en el estado. No es esté en contra de la energía solar, él simplemente se pregunta sobre más maneras efectivas de almacenar la electricidad que se produce normalmente cuando los dueños de la casa no están en ella. 

La energía que generan las instalaciones solares en casas como la de Floricel Martínez de Madera se va al sistema de electricidad del estado. La trabajadora del campo luego recibe un crédito por esa electricidad, lo cual significa que su cobro por electricidad pudiera ser recortado en un 80 por ciento de lo que antes era. La instalación del sistema solar en su casa fue por cortesía de GRID Alternatives, una organización sin fines de lucro que ha instalado más de 3,000 sistemas de energía solar con familias de bajos ingresos en todo el estado.

El AB 327 de Perea también afecta a la industria solar.

El proyecto de ley cambió lo que decía esa ley y hace que el 33 por ciento de la energía renovable sea una base y no un límite para las utilidades públicas. 

“Esto permite que la energía renovable a gran escala continúe,” dijo Perea, quien comentó que las utilidades estaban por llegar al 33 por ciento “en su portafolio de energía renovable.” 

“Una de las razones por las que entré en esta lucha fue porque se tenía una gran disparidad entre quien estaba usando las ofertas solares y quien estaba pagando,” dijo él. “Como clientes de más altas tarifas, estábamos pagando no solo tarifas más altas por la energía, sino también por esas ofertas.”

Perea dice que los descuentos deben ser pagados por otros. En este caso, los usuarios de Los Ángeles y del Área de la Bahía, dijo él, “lo han tenido gratis desde 2001.” 

“Nosotros hemos estado pagando el costo de que ustedes aprovechen los proyectos de energía solar,” dijo Perea.

El director Regional de GRID Alternatives, Tom Esqueda, es un gran simpatizante de la energía solar, especialmente cuando se trata de ayudar a los residentes de bajos ingresos que califican.

La organización instala sistemas de energía solar que cuestan cerca de $15,000 sin cobrar a los propietarios de las casas, que también reciben educación en cuanto a la eficiencia de la energía. La mayoría de ellos descubren que ahorran de un 70 a un 80 por ciento en su cobro de electricidad.

“Si les podemos ahorrar todo ese dinero, ahora ellos tienen más para usar con las necesidades que la familia tenga,” dijo Esqueda.

Los sistemas de energía solar instalados por GRID Alternatives en el Valle Central han eliminado 65,916 toneladas de gas invernadero durante el tiempo que duren los sistemas.

Y al año, han quitado el equivalente a 11,733 automóviles de las autopistas.“

Nosotros llevamos la energía solar a la comunidad de bajos ingresos,” dijo Esqueda, cuya organización recibe subsidios para el programa.La organización ahora está considerando pedir a quienes reciben los sistemas energía solar, una contribución monetaria para mantener el programa activo.

GRID Alternatives ha instalado 690 unidades solares desde 2009 en una región de 12 condados que se extiende desde el Condado de Kern hasta el Condado de San Joaquín.

Otra gran área positiva para GRID Alternatives es que depende de voluntarios para la instalación. Algunos de esos voluntarios han avanzado a conseguir empleo en el campo de la energía solar, dijo Esqueda. Dos de sus trabajadores en la organización llegaron de un programa de energía solar que dirigía Proteus, Inc.

“Aquí en el Valle, la necesidad es grande,” dijo Esqueda, cuya oficina en Fresno tiene nueve empleados.Los dueños de casa que reciben los sistemas de energía solar, dijo él, “están diseminando el evangelio,” de la energía solar.

Mientras tanto Perea sigue siendo un gran proponente de toda fuente de energía, aunque a él le gustaría ver algunos ajustes como el que hizo en el AB 327.“Yo creo que el futuro está en tener la combinación correcta de éxito en la energía,” dijo él. 

“He aquí mi preocupación: California ha hecho tan buen trabajo en aumentar la cantidad de energía solar que se está utilizando ahora mismo que quizá lleguemos a ser víctimas de nuestro propio éxito.”Perea señala a un reciente trato que se realizó entre PG&E y Las Vegas. La ciudad en Nevada recibiría la energía de California, sin costo alguno.

“El truco es que Las Vegas no está pagando por la energía porque nosotros tenemos demasiada,” dijo Perea.

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Denise Díaz confía en su trayectoria para convertirse en senadora estatal de California
Denise Díaz confía en su trayectoria para convertirse en senadora estatal de California
CHIRLA: contacto directo y constante, clave para que los latinos voten
CHIRLA: contacto directo y constante, clave para que los latinos voten
Líderes de México y L.A. promueven visión económica compartida
Líderes de México y L.A. promueven visión económica compartida

Conéctate con los columnistas