how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Las 5 resoluciones más prometidas y menos cumplidas

|

03 de enero, 2014

|
Las 5 resoluciones más prometidas y menos cumplidas
Raúl Rodríguez.

Raúl Rodríguez.

El Año Nuevo llegó.  Las fiestas se quedaron atrás.  El futuro luce prometedor.  -Ahora sí. Este es mi año.-  Si eres como la mayoría de la gente, es normal que estas ideas te ronden la mente sin cesar.  Pero también es normal que probablemente hayas subido un poco de peso, que tengas más deudas que antes, y que estés lleno de sueños y esperanzas para este año.  La verdad es que la mayoría de las resoluciones de Año Nuevo no son cumplidas.  Mucha gente se queda en el camino sin lograr sus objetivos.  ¿Por qué?  Generalmente no cumplimos nuestras metas porque no las escogemos bien desde un principio.

Curiosamente, la energía y las ganas de crecer están presentes.  La nostalgia de fin de año se convierte en motivación.  Mucha gente se pregunta, otro año mas… ¿y yo cuánto he crecido?  Después se convierte en resoluciones, análisis, y cambios.  ¡Ahora sí!  Este es mi año.  Dejaré de fumar.  Me pondré a dieta.  Empezaré un negocio.  Me buscaré una novia (o novio, cualquiera que sea el caso). –créanlo hay gente que pone esto como resolución de año.  Al cabo de poco tiempo, los planes se empiezan a desvanecer, la motivación de diluye, y vemos nuestras metas desmoronarse poco a poco.

Para que no te ocurra eso a ti, prueba esto:

Primero, comencemos con metas realistas.  En una lista escribe las 5 cosas que más quieras cumplir este año.  Sé realista.  Es mejor cumplir poco que no cumplir nada.  Sé específico.  Por ejemplo, escribe -bajar 15 libras- en vez de -bajar de peso- o -ganar $90,000- en lugar de –ganar más dinero-.

Segundo, haz una lista de tus actividades diarias de lunes a viernes.  Desde las 8:00 AM hasta las 8:00 PM.  ¿Qué haces?  Por ejemplo, 8:00 AM- 4:00 PM, trabajo.  4:00-5:00 PM, gimnasio.  5:00-6:00 PM, veo televisión.  Así sucesivamente para todos los días.  Sé realista y no escribas tus deseos, sino tu realidad.

Tercero, escribe adelante de tus metas lo que ahora haces que te ayudará a realizarlas.  O mejor dicho, ¿estás haciendo algo todos los días para lograr tus metas?  ¿Que haces hoy en día que perjudica y te complica que logres tus metas?  Entonces, ¿qué esperas? Hay que hacer los cambios ya.  De aquí, tú sabes que hacer.  Suerte, y ¡no dejes que nadie te diga no, si no tiene la autoridad para decir si!

Las 5 resoluciones más prometidas y no cumplidas:

  1. Bajar de peso / Ponerse en forma –quizás por los excesos de las épocas navideñas, el buen sazón de la tía, o el amigo sonsacador, pero esta resolución es una de las más comunes.
  2. Reducir las deudas –igual, quizás por los excesos y el quedar bien de las fiestas de fin de año, esta resolución es muy común.
  3. Hacer un negocio –Curiosamente, de poetas, empresarios, y locos… todos tenemos un poco.  Ser dueños de nuestro propio negocio es un sueño común.  La cuestión aquí es igualmente sencilla, los factores que nos detienen son el dinero, el miedo, el no saber como administrarlo, el no saber como empezar, nuestra situación legal, etc.
  4. Ganar más dinero –¿A quien no le gustaría ganar más dinero? En realidad hay que establecer metas concisas y realistas, y hacer una planificación regresiva.  Es decir, si deseas $24,000 más al año, entonces sabes que necesitas generar $2,000 al mes, o $500 a la semana, o $71 al día. Como verás $71 al día no suena imposible, de hecho hasta se ve fácil.  Ahora la pregunta del millón, ¿Qué haces para generar esos $71 al día?
  5. Lograr éxito –Para no variar esta resolución es sólo una variante de las otras resoluciones.  El problema no en vano es el mismo.   El no tener claro que es para ti el éxito.  Si éxito para ti es dinero, ¿cuánto?  Si es un carro, ¿cuál?  Si es la felicidad, ¿cómo eres feliz?  Si es con un buen trabajo, ¿haciendo qué y ganando cuánto?  Si es con un negocio, ¿qué y cuándo empiezas?

Dicen por ahí, “las grandes decepciones ocurren cuando tienes grandes expectativas y no se cumplen.  No dejes que esto te ocurra a ti.  Es mejor que tengas expectativas chicas pero graduales hacia un objetivo más grande.  Si todos los días haces una pequeña tarea, al fin del año habrás hecho 365 pequeñas tareas.

 

–Raúl F. Rodríguez.

AprendeNegocios.com

Comments

comments

Columnista

Share This Article

Otras Notas

¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
Ante la muralla invisible del racismo
Ante la muralla invisible del racismo
México, sometido a los caprichos de Trump
México, sometido a los caprichos de Trump

Conéctate con los columnistas