how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Preocupación por la frontera

María Luisa Arredondo

|

02 de julio, 2013

|
Preocupación por la frontera

María Luisa Arredondo.

La reciente aprobación de un proyecto de reforma migratoria por parte del Senado nos deja a muchos un sabor agridulce.

Quienes estamos a favor de los inmigrantes no podemos dejar de celebrar la posibilidad de que se mantenga viva la esperanza de que millones de indocumentados puedan legalizar su estatus y, eventualmente, obtener la ciudadanía.

Al mismo tiempo, nos inquieta el hecho de que se pretenda reforzar la seguridad en la frontera de Estados Unidos con México a niveles nunca antes vistos. El proyecto del Senado contempla destinar 46 mil millones de dólares para completar 700 millas de muro, desplegar 40 mil agentes de la Patrulla Fronteriza y aumentar el uso de tecnología de punta para vigilar esa zona.

El argumento de los senadores para tratar de sellar la frontera es que sólo así se evitará el paso no sólo de más indocumentados sino también de criminales y  terroristas. Lo que cabe preguntarse es qué tan efectivas serán esas medidas y cuáles serán sus consecuencias.

Lo primero que llama la atención es que prácticamente todos los recursos se centren en la frontera sur. Es cierto que la mayoría de los indocumentados cruza a través de México, pero también desde Canadá pasa un buen número de personas sin papeles, sin contar los miles que llegan con visa de turista por los aeropuertos y otros puntos de entrada, por lo que difícilmente se terminará con el problema de la inmigración ilegal y del terrorismo  externo  si no se reconoce esta realidad. Recordemos, por citar sólo un caso, que quienes perpetraron los ataques del 11 de septiembre habían ingresado legalmente a Estados Unidos.

Por otro lado, está  demostrado que ninguna barda detendrá a los inmigrantes que huyen del hambre, por lo que mientras haya empleadores que utilicen la mano de obra barata de los indocumentados, éstos continuarán arriesgando su vida para llegar a Estados Unidos.  El reforzamiento de la vigilancia en la frontera sólo hará que busquen lugares cada vez más remotos y peligrosos para cruzar y se puede prestar también a que haya mayores abusos por parte de las autoridades encargadas de arrestarlos.

Otro punto preocupante es el mensaje que el gobierno estadounidense envía al de México. En su reciente visita al país vecino, el presidente Obama habló de amistad y de una mayor cooperación tanto en la lucha contra el narcotráfico como en el ámbito económico. Sin embargo, las medidas contempladas en el proyecto del Senado son unilaterales y de abierta hostilidad. No favorecen el comercio, ni la cooperación, ni mucho menos el buen entendimiento entre dos países que además de ser vecinos son importantes socios comerciales y, supuestamente, amigos.

En medio de todo esto, lo que más decepciona es la pasividad  de Peña Nieto. Su silencio ante estas medidas lo único que demuestra es la incapacidad de su gobierno para abordar el problema de la inmigración ilegal.

**María Luisa Arredondo es directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

 

 

 

 

Comments

comments

Columnista

Share This Article

Otras Notas

¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
Ante la muralla invisible del racismo
Ante la muralla invisible del racismo
México, sometido a los caprichos de Trump
México, sometido a los caprichos de Trump

Conéctate con los columnistas