how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

¿Por qué no votan los latinos en California?

|

30 de mayo, 2013

|
¿Por qué no votan los latinos en California?

California ocupa el lugar 48 en la Unión Americana en lo que se refiere a participación electoral. En gran medida, el problema se debe a que sólo dos de cada cinco latinos registrados para votar ejercen este derecho. Foto: abcnews.

María Luisa Arredondo

Los comicios del pasado 21 de mayo para elegir al nuevo alcalde de Los Ángeles volvieron a poner de manifiesto  una realidad preocupante: la baja participación de los electores. Sólo el 19% de los votantes registrados acudió a las urnas.

Esta apatía electoral está lejos de ser exclusiva de Los Ángeles. Se trata, en realidad, de un problema que abarca todo el estado. De acuerdo con un reciente informe del Censo sobre la participación política en las elecciones presidenciales de 2012, California ocupa el lugar número 48 de toda la Unión Americana en lo que se refiere a participación electoral.

En gran medida el problema se debe a que los latinos, que son el grupo de mayor crecimiento en California, votan todavía en porcentajes muy bajos.  Un informe del California Civic Engagement Project de UC Davis (CCEP por sus siglas en inglés)  indica que aun cuando el voto latino en el estado aumentó entre 2002 y 2010 un 67.1%, en comparación con el 37% del voto general, sólo dos de cada cinco latinos que son elegibles para votar  ejercieron este derecho en las elecciones presidenciales de 2012.

Como resultado de ello, la tasa de participación en las urnas de los ciudadanos en general fue 17% más alta que la de los votantes latinos.

Encuesta de USC y del LATimes

Para investigar los motivos que obstaculizan el voto en general y el latino en particular, la Universidad del Sur de California (USC) y el diario LATimes patrocinaron  una encuesta entre 500 votantes registrados sobre las recientes elecciones para la alcaldía  de Los Ángeles. El sondeo  reveló que las causas principales por las que los latinos dijeron que no votaron fueron las siguientes:  No pudieron ir a las urnas ese día (40.4%), no sabían lo suficiente de los candidatos (27%) y no sabían o se les olvidó el día en que se iba a celebrar la elección (16%).

Otras razones de menos peso dadas por los encuestados fueron: No sabían de la elección (4%), los candidatos eran muy similares (4%), sólo querían votar en la elección general y no en la primaria (4%). En el apartado de “otros”, el porcentaje de respuestas fue del 8%. La encuesta no revela los porcentajes de otras dos opciones  que se incluyeron. Éstas fueron que ninguno de los candidatos le parecía atractivo y que no estaba suficientemente interesado en la elección.

Debido a la importancia que tiene el tema, sobre todo porque la proporción del electorado latino en California  pasará  del 19% que tuvo el año pasado al 30% en 2040, Latinocalifornia.com realizó una encuesta informal para conocer de primera mano las opiniones sobre los motivos que impiden votar a esta comunidad. Las respuestas, como se verá, abarcan diversos factores que van desde su falta de interés en la política hasta la falta de identificación con las propuestas y los candidatos:

FALTA DE CONFIANZA

Eric Díaz, activista y director de la organización Maywood Para Todos, indicó que muchos ciudadanos en la comunidad no votan porque no confían en los políticos ni en la transparencia de los procesos electorales.

“Las personas me dicen que no votan porque los políticos no cumplen con lo que dicen”, manifestó Díaz. “Los ciudadanos  dicen que cuando los funcionarios quieren el voto buscan a la comunidad, pero después desaparecen.  Ya no creen en el gobierno ni en lo que prometen”.

En el mismo sentido se expresó Jesús Hernández Cuéllar, periodista de origen cubano, fundador y director general de la revista Contacto. Desde su perspectiva, el alto abstencionismo es una mezcla de varios factores,  “pero principalmente se debe a que los inmigrantes hemos venido de países donde la clase política es mucho menos eficiente que aquí.  Hemos venido con la mentalidad de que no importa si votamos o no, los políticos nunca van a crear condiciones para nuestro bienestar”.

David Quezada, quien es de origen mexicano y pertenece a la Federación de Clubes Jaliscienses, coincide en que la imagen que tienen muchos inmigrantes de los políticos es que son corruptos y ello los disuade de votar. “Mis abuelos y mis padres no creían que su voto valía porque sabían que los políticos ganaban con trampas”.  En opinión de Quezada, esta creencia se mantiene en las familias de generación en generación aunque vivan en otro país, como el caso de quienes emigran de México a Estados Unidos.

De manera similar piensa José Arredondo, nacido en México. “Hay muchos factores, pero el principal es cultural”.

GUERRA SUCIA

Carmen Torres, mexicana y residente de Los Ángeles, confiesa que ella y varios de sus amigos y familiares no votan por la guerra sucia que a menudo se desata entre los candidatos y por la falta de claridad en lo que se propone. “Las elecciones se convierten en una guerra, ¡se atacan como animales! Nos confunden con tanta proposición. Se contradicen y se sacan hasta sus escándalos sexuales. Por favor, da coraje y se decepciona una al darse cuenta que están igual o peor que en nuestros países natales”.

Anna Salazar Cabarcos, actriz mexicana radicada en L.A., considera que la razón principal detrás del abstencionismo es que, vote o no, la gente tiene los mismos beneficios: seguridad pública, comida, programas de ayuda social como Medical y la Sección 8. “¿Para qué tomarse la molestia de salir de casita o dejar de ver la telenovela para ir a votar”?

Hilda Méndez, guatemalteca y radicada en Los Ángeles, manifiesta que el abstencionismo es simplemente  falta de interés. “Es vergonzoso que a los latinos se les tiene que rogar para que voten, simplemente no creen en la política y o no debería ser así porque pagamos impuestos que por no votar se van a otros lugares,  no a nuestras comunidades”.

Vigil Gama, mexicano y productor de la estación Radio Labio, comparte este punto de vista. “Pienso en lo que yo he visto, que a la gente latina no le interesa mucho informarse de las leyes y sus gobernantes. Se conforman con tener un trabajito donde la vayan pasando y, por supuesto, que no hablo de todos pero sí de la mayoría”.

VOTACIONES ENTRE SEMANA

Por su parte, Juan Montañez, un activista que desde que regresó de Irak en 2006 ha trabajado con la comunidad en Bell, Cudahy  y Maywood, manifestó que uno de los mayores obstáculos para que los latinos voten es que las elecciones son entre semana.

“De por sí no hay mucho interés de la comunidad, pero votar entre semana complica todo para las personas que trabajan. Además, muchos son inmigrantes y aunque son ciudadanos, piensan que su voto no cuenta, que es igual que en sus países y por eso no ven o sienten la necesidad de votar”, expresó Montañez.

Para Mayo Ocampo, angelino de origen mexicano, la raíz del problema es una mezcla de conformismo de la gente   con falta  de información sobre los temas que realmente le deberían interesar.

José Aguirre, también mexicano radicado en California, considera que el problema es cultural. “La verdad,  los latinos no tenemos cultura de responsabilidad, siempre hemos dejado que otros decidan por nosotros, para criticar somos buenos pero para participar no.. Somos impuntuales, atenidos. Por eso nos marginan y no nos respetan”, subraya.

CULPA DE LA TELEVISIÓN

Allan Steve Castro, originario de Honduras y radicado en San Francisco, culpa a los medios por la falta de información sobre los procesos electorales. “Lo que  lo que pasa es que los canales de televisión en español que  tenemos le dedican más tiempo a las novelas, las películas y el fútbol pero no nos informan de lo que tenemos que hacer . ¡Y muchos de los noticieros son amarillistas!”.

Nelson García, angelino de origen salvadoreño, indica que  muchos latinos trabajan de sol a sol y cuando regresan las urnas ya están cerradas. Pero el problema, a su juicio, radica también en que a veces no saben por qué candidato votar porque no se identifican con nadie. “No hay un verdadero hispano por quién votar, porque el candidato del Partido Demócrata por quien quieren votar está a favor del aborto, o de que los gays se casen y  a ellos les han inculcado que eso es pecado. Y si quieren votar por un republicano, ese quiere pelear para vender más armamento y sin ningún motivo quiere mandar a nuestros hijos a la guerra”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Enojo contra Trump detona el voto latino, según encuesta
Enojo contra Trump detona el voto latino, según encuesta
La Cámara de Representantes cambia a manos demócratas
La Cámara de Representantes cambia a manos demócratas
Votantes dan su merecido a Kobach en Kansas
Votantes dan su merecido a Kobach en Kansas

Conéctate con los columnistas