how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

La reforma migratoria, del lado de la lógica

María Luisa Arredondo

|

13 de mayo, 2013

|
La reforma migratoria, del lado de la lógica

María Luisa Arredondo.

Tal como se esperaba, la  discusión que se lleva a cabo en el Comité Judicial del Senado sobre la reforma migratoria ha generado una ardua controversia entre quienes están a favor de que se legalice a los indocumentados y quienes se empeñan en mantenerlos en las sombras.

Aunque hasta ahora ninguno de los dos lados puede cantar victoria, lo que más llama la atención de esta polémica es la poca seriedad de los argumentos esgrimidos por el bando contrario a la reforma. Un reciente reporte de la Fundación Heritage, por ejemplo, cayó en el descrédito total al indicar que la legalización de las personas sin papeles le costaría a Estados Unidos  6,3 billones de dólares en los próximos 50 años. Los investigadores basaron su cálculo en la falsa creencia de que los indocumentados permanecerían de por vida en el escalafón social más bajo y que, por lo tanto, el país gastaría más en ofrecerles servicios públicos de salud, educación y asistencia social que lo que ellos pagarían en impuestos.

La falla más grave del reporte es que no tomó en cuenta las aportaciones de los inmigrantes, como el hecho de que su participación en el mercado laboral es más alta que la de los nacidos aquí y que el porcentaje dueño de pequeños negocios es también más elevado que el de la población nativa.  Diversos estudios contradicen también las aseveraciones del reporte en cuanto a la asistencia social pues indican que los inmigrantes recurren menos a los programas de ayuda.

Otros investigadores, como Doug Holtz-Eakin, ex director de la Oficina de Presupuesto del Congreso, estiman que, por todas estas razones, lejos de ser negativa para la economía,  la aprobación de la reforma migratoria reduciría el déficit del país en alrededor de 2.5 billones de dólares.

La falta de solidez del estudio de Heritage generó críticas no sólo entre los defensores de la reforma sino incluso entre ciertos sectores conservadores. El fuego se atizó más al darse a conocer que Jason Richwine, uno de los autores del estudio, había señalado que el coeficiente intelectual de los inmigrantes es más bajo que el de la población nativa de Estados Unidos.  Debido a lo absurdo e indefendible de su postura, Richwinse se vio obligado a renunciar.

Por otra parte, han salido a relucir otros estudios que subrayan la necesidad de que el país legalice a los inmigrantes porque se necesita con urgencia de mano de obra que reemplace a los baby boomers que han empezado a retirarse en oleadas masivas.

Otra razón de peso para aprobar la reforma es  que hay numerosas familias con estatus mixto, donde conviven ciudadanos con indocumentados. En California, por ejemplo, se estima que uno de cada seis niños tiene al menos un padre indocumentado. Esta situación no sólo se traduce en inestabilidad familiar sino también en pobreza. La aprobación de la reforma podría solucionar  estos problemas pues les daría nuevas oportunidades a los padres de esos niños, lo que inyectaría más recursos a la economía del estado y del país.

Como se ve, hasta ahora, la lógica está del lado de quienes están a favor de la reforma. Esperamos que al final sea la razón la que impere y no la visceralidad.

**María Luisa Arredondo es la fundadora y directora general de Latinocalifornia.com

 

 

 

Comments

comments

Columnista

Share This Article

Otras Notas

¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
¿Sabrán los demócratas lo que está en juego en 2020?
Ante la muralla invisible del racismo
Ante la muralla invisible del racismo
México, sometido a los caprichos de Trump
México, sometido a los caprichos de Trump

Conéctate con los columnistas