how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Tacos Don Chente: la unidad familiar, base del éxito

|

10 de marzo, 2013

|
Tacos Don Chente: la unidad familiar, base del éxito

Además de buena comida, para tener éxito los restaurantes necesitan una limpieza extrema, muy buen servicio y una atmósfera agradable, asegura Vicente Ortiz, dueño de Tacos Don Chente.  Foto: Agustín Durán/Latinocalifornia.com

María Luisa Arredondo

Son muchas las razones que explican el éxito de los restaurantes El Pescador y Tacos Don Chente, pero la más importante es la unidad de los 11 hermanos propietarios de esos negocios.

“Los restaurantes han sido el instrumento que nos ha ayudado a mantenernos unidos y gracias a eso hemos podido superar crisis y problemas de todo tipo”, asegura con el aplomo que le caracteriza Vicente Ortiz, dueño de Tacos Don Chente y de Don Chente Bar & Grill.

En total, los 11 hermanos tienen 23 restaurantes en el sur de California y más de mil empleados. Vicente es propietario de cinco negocios que dan trabajo a unas 160 personas.

La historia de esta exitosa familia de inmigrantes se remonta al estado mexicano de Jalisco. “Allá nacimos los hijos mayores, pero después mis papás se fueron a vivir a la ciudad de México, donde llegamos desde muy chicos”, cuenta Vicente, de personalidad recia, pero amable.

Para mantener a su familia, el papá de Vicente trabajaba como policía bancario y su mamá ayudaba a complementar el gasto del hogar con la venta de ropa, joyería  e incluso colchas y cobertores.

Vicente agrega que le encantó vivir en el D.F. por su dinamismo y  diversidad. “No cabe duda que fue una gran experiencia para mí, pues conocí a mucha gente y  aprendí a hacerme más vivaracho, fue una muy buena escuela”, comenta.

Aunque en general disfrutaban de la vida en la capital, el deseo de progresar impulsó a los hijos a emigrar a Estados Unidos. El primero en hacerlo fue el hermano mayor, Manuel, quien desde que llegó a Los Ángeles empezó a trabajar en un restaurante. Poco a poco, los demás lo fueron siguiendo.

Vicente emigró en 1984, cuando sólo tenía 19 años y acababa de salir de la preparatoria en el Colegio de Bachilleres. Al igual que su hermanos, comenzó a trabajar en un restaurante, desde abajo, pero con la gran ilusión de superarse. “Empecé de lavaplatos y de ahí poco a poco fuí subiendo hasta que aprendí todo el manejo del negocio”, dice.

Su tesón pronto rindió frutos. En 1986, junto con su hermano Horacio, Vicente se hizo de su primer restaurante El Pescador, especializado en mariscos, Después, decidieron separarse y seguir cada quien su propio negocio.  Años más tarde a Vicente se le ocurrió la idea de tener un restaurante con un menú basado en los deliciosos taquitos que venden por doquier en la capital mexicana. Fue así como nació Tacos Don Chente que, de inmediato, se convirtió en un éxito, al grado que lo convirtió en franquicia. A ello le siguió la apertura de Don Chente Bar & Grill, un restaurante con una atmósfera más lujosa, donde se sirven platillos de alta cocina mexicana y hay entretenimiento en vivo.

A juicio de Vicente, para que un restaurante tenga éxito, no basta con ofrecer buenas recetas.

“La comida es, desde luego, fundamental. Pero de nada sirve que esté sabrosa si no hay un buen servicio o un ambiente agradable. Desde que entra, el cliente tiene que sentirse cómodo y confiado en lo que le van a servir. Por eso muy importante la limpieza. Nosotros incluso tenemos la cocina abierta para que los comensales vean cómo preparamos los alimentos”, asegura.

El empresario, quien tiene cuatro  hijos, agrega que es también importante ser un buen líder y tratar bien a los empleados. “Yo no permito que a nadie se le falte al respeto. Si un trabajador  ha cometido un error, no por eso se le debe gritar o humillar. En caso que no responda, lo mejor es despedirlo, pero nunca denigrarlo”.

Sobre el hecho de que tanto él como sus diez hermanos hayan logrado tener éxito en sus restaurantes y mantenerse unidos, Vicente apunta que todo se lo deben a sus padres.

“Mi papá, que ya falleció, nos enseñó la ética del trabajo. Aunque no tuvo oportunidad de educarse, era un hombre muy inteligente y responsable que nos inculcó el amor a la familia. Y mi madre, una mujer de gran corazón y emprendedora, nos enseñó a luchar para superarnos. Esa combinación y el ejemplo que nos dieron han sido la base para que todos salgamos adelante juntos”, manifiesta convencido.

Información

Para la ubicación, horarios y menús de los restaurantes El Pescador visite: http://www.elpescadorrestaurants.com/. Para Don Chente Bar & Grill: http://donchentebarandgrill.com/ o (323)585-8900.

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Blue Shields of California dona casi $2 millones a víctimas de incendios forestales
Blue Shields of California dona casi $2 millones a víctimas de incendios forestales
La cantante Yelitza Cintrón disfruta sus roles como esposa, madre y pastora
La cantante Yelitza Cintrón disfruta sus roles como esposa, madre y pastora
Consejos para evitar los baches
Consejos para evitar los baches

Conéctate con los columnistas