Cortos animados: los hermanos pequeños de Oscar

Cortos Oscar Fresh Guacamole by PESGrandes estrellas de la pantalla, directores míticos, guiones colosales, todos de primera plana. Sin embargo, en esos otros Oscar, los de los hermanos pequeños, es donde podemos encontrar a los gigantes del futuro. En este caso concreto a los magos de la animación.

En 1987 Luxo Jr. Fue nominado a los Oscar de cortos animados. Una cinta de escasos dos minutos, la primera producción de una compañía desconocida hasta entonces: Pixar. ¿Suena el nombre 26 años después? Su protagonista, una lámpara de mesa, se convirtió en parte integrante del logo de los estudios que hoy en día, adquiridos por Disney, son legendarios en el mundo de la animación.

Recuerdo estos modestos inicios porque en las nominaciones de cortos animados 2013 se ha colado Fresh Guacamole de PES y me sabe mucho a Pixar además de a guacamole. Puede que este año no gane como le sucedió a Luxo Jr. pero seguro que abrirá camino como Pixar porque dos años más tarde en 1989, otro corto de Pixar, Tin Toy se alzaba con la preciada estatuilla dorada, al igual que Geri´s Game en 1997 y For the Birds en 2002. Entre medias, en 1995 Pixar lanzó el largometraje Toy Story y el resto es historia.

También es cierto que la victoria en cualquier competencia depende no únicamente de uno mismo sino de los contrincantes y en esta ocasión hay diversos factores que pueden alterar el resultado final. En mi opinión Fresh Guacamole se merece el Oscar por su frescura, innovación, originalidad y capacidad de sorpresa. Supone un paso adelante en el mundo de la animación, el “pasen y vean algo nuevo, señores y señoras”.  La premisa es muy sencilla: un cocinero anónimo prepara guacamole fresco con ingredientes sorprendentes. Y sin embargo, el resultado es sabrosísimo.

La competencia 

Adam and the dog de Minkyu Lee, la historia de un perro que explora el mundo recién creado junto al primer hombre es una de las cuatro contrincantes nominadas. Interesante, tierna fábula no aporta novedad ninguna. La animación es la tradicional “tipo Disney” y no mucho más.

Head over Heels de Timothy Reckart y Fodhla Cronin O’Reilly, relata la distancia emocional en una pareja que lleva mucho tiempo casada. Original en el planteamiento –los dos conviven en un apartamento pero cada uno está cabeza abajo para el otro-, no va más allá de esta preemisa. Realizado  con animación en la que los personajes parecen figurillas de masilla, el clásico final feliz de una situación insostenible era de esperar.

Paperman de John Kahrs también se adhiere a la clásica animación aunque esta vez en blanco y negro. Historia del tradicional enamoramiento juvenil, aporta la circunstancia de que esta vez el amor tiene mucho papel de por medio. Chico se enamora a primera vista de chica que desaparece en el metro. Reaparece en el edificio de enfrente. Se vuelve a perder…Final feliz después del lanzamiento de muchos aviocintos de papel sin excesiva puntería.

La única competencia real de Fresh Guacamole, verdaderamente injusta, viene de la mano de David Silverman con Maggie Simpson in «The Longest Daycare», corto que como su nombre indica es sobre Maggie Simpson que es como decir que una actriz recién llegada tiene que enfrentarse en los Oscar a Meryl Streep.

Queda esperanza si nos fijamos en lo sucedido con los hermanos mayores de Oscar en esta edición 2013. Argo, la que parecía una película segundona, ha ido ganando terreno a producciones que han hecho mucho más ruido como Lincoln o Les Miserables y está haciendo sudar lo suyo a leyendas como Steven Spielberg, Ang Lee o Kathryn Bigelow.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *