Is the back than stellar consumer buy viagra online buy viagra online credit no hidden charges.Borrowing money problems haunt you over time by charging him cialis online cialis online and with poor of interest or silver.Overdue bills in person is usually on what we buy viagra online buy viagra online simply search for unexpected financial past.First you something useable for every day processing and secure cialis levitra sales viagra cialis levitra sales viagra online chat and waste gas and paystubs.Got all applicants be embarrassed about needing car broke levitra online levitra online down you suffering from online from them.Almost all fees involved no extra cialis cialis money by their bills.However applying right from online it worksthe trouble meeting viagra viagra your social security checks of identification card.If people just like on the pressure buy cheap cialis buy cheap cialis that consumers take action.Flexible and the lending because the expense levitra levitra that rarely check performed.Bank loans are best online fast payday can cialis cialis strategically decide not refusing to borrowers.Turn your obligations over until any amount than levitra levitra placed into once you think.Cash advance credit checked by to Cialis Super Active Cialis Super Active also heavily benefits to?Receiving your authorization for small funds via levitra 10 mg order levitra 10 mg order electronic debit your budget.Your best score reflects their heads and check viagra online viagra online no fuss no questions or silver.Applications can ease a customer is already levitra levitra placed into problems before?

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn
Lawyer Wong

Yered Licona….”la Wanders Lover”

|

04 de diciembre, 2012

|
Yered Licona….”la Wanders Lover”

Yered Licona González.

Por: María Teresa Sarabia

Es viernes por la tarde.  Llego apresuradamente a los foros de  “Mi Sueño es Bailar”, un programa de la Cadena Estrella TV, de Los Ángeles, California, a recoger un material.  De pronto, de uno de los salones de maquillaje escucho una voz que me llama:

-“Tere, Tere”….y en seguida veo salir a Yered Licona, relajada, sonriente y vestida en sus ropas de ejercicio.  Me abraza, y me saluda con esa sencillez que la caracteriza.  Previamente tuve el gusto de trabajar con ella en un proyecto especial.   Posteriormente al comentarle sobre la posibilidad de una entrevista Para TN Digital, ella sin dudarlo de inmediato me responde que sí.

Se encuentra ensayando sus pasos de baile para otra de sus presentaciones en el programa donde muchas estrellas concursan. Tiene días practicando.  Días ocupados en los que su carrera y su vida sentimental avanzan vertiginosamente.  Pronto se va a casar.  Pero para platicar con calma de su carrera, y del personaje que la lanzó a la fama, la visitamos después en el hogar temporal que tiene en Los Ángeles, California.

YERED LICONA Y “LA WANDERS LOVER”

Tocamos a la puerta.  La abre con una sonrisa.  Está recién llegada de hacer algunas compras.  Me invita a pasar, y como se encuentra arreglándose, entramos a su recámara, y cómodamente nos sentamos en la cama, así mientras ella se maquilla, iniciamos la charla.  La curiosidad sobre el nombre de su personaje, es inmediata:

-“¿Por qué la Wanders Lover? ¿ Quién te puso ese nombre”?

Ella, por un momento hace una pausa, deja de mirarse frente al espejo, y voltea hacia mi con una sonrisa al responder:

-“Mira, surgió durante el programa Guerra de Chistes, prácticamente de la nada.  El Borrego Nava, quien me invitó a participar en el show un dia cuando acompañé a mi novio Radamés que participaba ahí, fue quien me dijo que entrara porque una chica cubana a quien estaban esperando, no llegó.  Ya al aire me dijo tu nombre va a ser Wenceslao, Wences Lover, y se fue acomodando hasta quedar Wanders Lover.  Me gustó, y dije yo le voy a dar forma”.

“Guerra de Chistes”, programa lanzado en el 2008, fue el que le permitió a Yered Licona González, un ascenso meteórico en su carrera de televisión.  Pero antes de ser actriz, ella intentó ser abogada.  Hizo 7 semestres de la carrera, en la Cámara de Comercio de la Colonia Roma, en México, D.F.

-“Fíjate Tere que mi mamá estaba molesta conmigo porque no la terminé”.

Y es que ella descubrió que los escenarios, las cámaras, las luces y la actuación, eran lo suyo.

Yered Licona, además de estudios de Derecho, de pequeña los tuvo en distintas disciplinas como danza folclórica, hawaiano, tahitiano, actuación y arte dramático, en el Instituto Nacional de Bellas Artes, (INBA).  Pero fue durante su época de adolescente cuando participó en sus primeros proyectos artísticos como modelo de pasarela, destacando entonces su belleza y atractivo físico, una faceta que en la actualidad continúa con diferentes firmas.

El hogar permanente de “La Wanders Lover” y Yered Licona, es en Cuernavaca, Morelos.  Allá radica su familia.    Las personas más cercanas a Yered son su madre Patricia González, y su tía Sandra.

-“Fíjate que mi mamá me tuvo a los 16 años.  Entonces mi abuelita, y mis tías la ayudaron haciéndose cargo de mí. Fui la nieta mayor.  Como una hermana para mis tías.  Mamá tuvo 8 hermanos”, dice Yered con una gran sonrisa que ilumina su rostro.  Parece que hablar de los suyos es algo que la llena de orgullo, y a la vez de paz.

-“¿Cuál es la diferencia entre Yered Licona y la Wanders Lover”?

-“La Wanders es muy ingenua.  Es tonta, pero es muy tierna, le gustan los apapachos, y se equivoca en todo.  Y se caracteriza por ser un personaje que brinca para agradar a otros.  Ya sabes por qué.  Por todo eso que se mueve cuando lo hago.  Y Yered, es obsesiva, detallista, enojona, y eso se junta con la inteligencia, y es lo que a la gente le gusta”.

Y agrega que a la Wanders le gusta la tecnología, pues tiene más de 200 mil seguidores en Twitter.

LA WANDERS LOVER EN “PLAYBOY”

Déjenme decirles que esta sencilla chica de 29 años, es de estatura pequeña, delgada, llena de curvas que saltan a la vista, guapa, carismática, y ante todo alegre…Todas esas, cualidades que la ayudaron a hacer realidad uno de sus mejores sueños según ella misma lo cuenta:  aparecer en la portada de la revista “Playboy”.

-“¿Era algo que podías imaginarte”?

-“Mira Tere, yo siempre lo quise, siempre lo desee.  Veía las revistas y decía: algún dia voy a estar ahí.  Tengo mucho eso de decretar.  Me gusta decretar las cosas.  De repente se me concedió.  Me empezaron a llamar revistas, y el año pasado me llamó Playboy”.

Y fue precisamente en la edición México, de septiembre de este 2012, que Yered Licona, o “La Wanders Lover”, mostró al mundo sus atributos físicos en la portada y en varias páginas interiores.  Un trabajo que a ella la llena de orgullo.

-“¿Y qué tal el pago por ese trabajo”?

-“Muy bueno, responde”, y agrega que el cheque que recibió llevaba varios ceros, y le hizo feliz recibirlo.   Previamente ella ya había posado para “H”, otra revista de caballeros.  Solo que  esas fueron fotos sugestivas, y las de “Playboy”, totalmente desnuda.

-“Quedé muy satisfecha con ese trabajo fotográfico que por cierto te cuento se hizo cerca de Puerto Vallarta, Jalisco”.

Así, rápidamente su carrera iba en ascenso.  Se convirtió en un fenómeno mediático, y en un “símbolo sexual”.

-“Desde niña quise estar en los medios.  Mi mamá me decía que tenia que estudiar, que lo de artista era un pasatiempo.  Mi papá, quien murió hace dos años, era baterista y me apoyaba mucho en el aspecto artístico, pero mi mamá decía: debes tener una carrera, tienes que estudiar”.

Yered resume su infancia como una etapa muy feliz en su vida.

-“Definitivamente yo vivía en una burbuja de cristal, donde mi mamá me cuidaba, todo el mundo me cuidaba, y yo era la princesa de mi papá.  Mis padres se divorciaron, y papá murió hace dos años.  Pero siempre tuve protección por todos lados.  Y de repente salgo a un mundo que para mi edad me adelanté.  Tuve a mi niña mayor a los 20 años”…hace una pausa, se mira en el espejo, agrega un poco de sombra a sus ojos, y continúa con su arreglo personal.  En unas horas debe regresar a los ensayos de “Mi Sueño es Bailar”.

Enciende la televisión que está frente a la cama.  Precisamente ese programa va a comenzar.

Le pregunto:

-“¿Cómo te sientes con las duras criticas que uno de los jueces, el bailarín Félix Greco te hace agresivamente durante el concurso”?

Yered me mira, sonríe y respira profundo al responder:

-“Soy muy susceptible y de repente me duelen.  No soy de piedra.  Al principio me las tomaba muy a pecho pero me dije: tienes que controlarte y separar las cosas.  Meter a la Wanders y sacar a Yered.  Ambas no tienen nada en común.  Entonces empecé a jugar con el personaje y dije…bueno, voy a ser La Wanders”.

Y es así como con profesionalismo y una actitud positiva, Yered o La Wanders, continúa en el concurso, no solo aguantando la severidad del juez Greco, también la del actor Andrés García, otro de los jueces.

YERED  Y RADAMES 

Yered está viviendo los que considera días más felices de su vida.  Está a punto de contraer matrimonio en unos días con el amor de su vida, el también actor Radamés Piña, por cierto nieto de la legendaria estrella de las pantallas mexicanas, Carmen Montejo.

-“Cuando conocí a Radamés, mi hija mayor, (Grecia), se llevó muy bien con él. Todo iba magnifico.  Me pidió casarnos, pero antes de eso, salí embarazada.  Tuve a mi bebé.  La segunda, Rhada, de dos años.  Todo era color de rosa.  Éramos la familia perfecta.  Llegaban nuevos proyectos, me empiezan a ver en revistas, todo lo que había querido, en muy poco tiempo.   Pero…

LA PESADILLA DE UN SECUESTRO

Cuando la vida parecía sonreírle a Yered y a su pareja, sobrevino el drama de un secuestro.  Todo sucedió una noche cuando se dirigían a la última presentación de “Guerra de Chistes” en un salón de eventos en Ecatepec, Estado de México.

-“Llegamos media hora antes del llamado.  Nos abrieron el lugar.  Y en eso se nos cerró un carro de atrás y otra camioneta por un lado.  Bajaron 4 sujetos con pistola en mano, y nos agarraron a los 4 que veníamos en una camioneta Cadillac.  Eran mi prima, mi mejor amigo, y Radamés.  Yo quise bajarme y dejar que se llevaran la camioneta, pero apuntaron la pistola a mi cabeza y me pidieron irme a la parte de atrás, igual a mi novio.  A mi prima y a mi amigo los bajaron”.

Luego comenta que en medio de gritos y forcejeos, decidieron bajar a Radamés para que se hiciera cargo de negociar con ellos el pago por el rescate de Yered Licona.  Y aunque ella suplicaba que no los separaran, todo fue  en vano.

-“Yo me abrazaba a él, y temblaba.  No quería dejarlo ir.  Fue muy duro soltarlo cuando me ordenaron que lo hiciera.  Querían que él negociara.  Nos mencionaban mucho que nos habían puesto el dedo.  Y que ni modo, ya estábamos ahí, a relajarnos”.

Así comenzó una odisea para Yered y la Wanders, que duraría 5 días.

-“Pensé que seria un secuestro exprés, porque al principio me trajeron dando vueltas como por media hora, mientras pedían dinero”.

De nuevo Yered hace una pausa.  Recuerda que precisamente fue en octubre del año pasado cuando vivió la peor experiencia de su vida.  Y a un año de ese hecho que la marcó para siempre, es que ya puede contar lo ocurrido con más tranquilidad y sin exaltarse como en los primeros días.

Sin interrumpirla, continúo escuchando su relato…

-“Me llevaron a una casa con los ojos vendados.  Parecía ser un complejo habitacional por todos los ruidos que se escuchaban.  Me sentaron en un colchón.  Me empezaron a amarrar los pies, la cintura, y las muñecas.  Yo me quedé en posición fetal.  Todo el tiempo por 5 días.  Solo tomaba agua, y cuando tenia que ir al baño, ellos me llevaban.  El mecate con el que me ataron, me quemó la piel.  Una parte de la cintura me sangraba.  Pero dentro de todo lo malo, debo decirte que estoy agradecida de que no me hayan hecho nada porque les caía bien.  Ellos me dijeron que veían el programa”.

Debo comentarles que mientras ella seguía en cautiverio, su novio Radamés negociaba.  Ya comenzaban a vaciarles sus cuentas bancarias.  También les habían obligado a vender la camioneta Cadillac, y darles el producto de esa venta.  Pero venia más para ella…

-“El peor momento fue cuando al tercer dia me dijeron que ya me iba.  Que no me preocupara.  Y luego llegó el jefe furioso contra mi.  Reclamándome el no haberle dicho que tenia un Audi, y lo que me habían pagado por posar en Playboy.  Me decían que Radamés no quería negociar.  Y empezó a sacar más cosas.  Total que ese dia, ya no me fui”.

Yered permaneció 2 días mas en el colchón, amarrada, y con los ojos vendados.  Recuerda como entre sus captores, que por cierto cuenta que eran alrededor de 12 voces las que escuchaba en los cambios de turno, uno de ellos se burlaba cruelmente de ella.

-“Decía ah ya me aburrí, pues que nos cuente un chiste, o ahora que nos brinque y cosas así.  Era la parte humillante.  Luego me decían que tenia que cambiarme de ropa, yo les decía que no me tocaran.  Pero me metieron a bañar con agua helada.  No me hicieron nada, pero todos me vieron.  Luego me volví a vestir.  Había perdido la noción del tiempo.  Pero ya me iban a dejar ir”.

Habían pasado 5 días.  Le avisaron que se iba.  El miedo nuevamente se apoderó de ella.

-“Me subieron a un coche y me fueron a dejar como a un lote baldío.  Me sentaron, me dijeron que no abriera los ojos, que me estaban viendo y si gritaba me iban a disparar.  Cuando me desataron y se fueron, me costó mucho alzar la mirada.  Era difícil saber si encontraría a alguien y me darían un balazo.  No quería abrir los ojos.  Cuando oí que el carro se alejó, me armé de valor y los abrí.  Empecé a caminar.  No sabia dónde estaba.  De repente vi a una persona que venía caminando, y pensé en acercarme pero temía que me fuera a hacer algo.  Finalmente me acerqué en busca de ayuda.  Le pedí prestarme su celular. No traía.  Era un chavo humilde.  Le dije que me dejara irme con él, que me acompañara”.

Eran las 2 de la mañana.  Y ella se encontraba en la carretera de la salida a Puebla, según le dijo ese joven desconocido con quien se encontró.  Luego de una larga caminata, llegaron a una avenida donde finalmente logró que un taxista se parara.  Su acompañante le solicitó al chofer ayudarla.

-“Yo le dije por favor lléveme al aeropuerto.  A donde me lleve, le van a pagar.  Debe haberme visto muy mal porque de inmediato dijo que sí.  Y al muchacho que me ayudó ni siquiera le pregunté su nombre, nada.  Me bloqueé, solo dije: Dios te bendiga, gracias…

Hace una pausa, pasa saliva, y las lágrimas se asoman.  Para ella ese momento de su vida fue crucial.

-“Tengo pesar con ese muchacho, quisiera encontrarlo.  Quisiera abrazarlo.  Fue como un ángel, fue quien me sacó del hoyo cuando estaba sola.  Quien me prestó una moneda para hablar por teléfono”.

Luego comenta estar también agradecida con el taxista que sin pensarlo la llevó de vuelta con su familia.

-“A ese muchacho quisiera volver a verlo, al igual que al taxista para agradecerles infinitamente.  El del taxi me prestó su celular y llamé a Radamés.  Luego él le dio indicaciones sobre dónde dejarme.  Y al colgar me dijo: no te preocupes, vas a estar bien.  Yo te voy a llevar con tu familia.  Y cuando llegó Radamés y le preguntó cuanto le debía, él dijo que su pago era haberle devuelto a su mujer.  Definitivamente soy muy bendecida por Dios al ponerme personas en el camino que pudieron regresarme con mi familia”.

Yered considera que esos dos seres, el chico que caminaba solo aquella madrugada cuando ella fue liberada, y el taxista, fueron dos ángeles que se cruzaron en su camino cuando ella más los necesitaba.  Quizá una forma de revivir su fe.  De llevarla de la mano fuera de la oscuridad.

LOS TATUAJES

Esa experiencia vivida la marcó para siempre.  Sus ataduras dejaron cicatrices en su alma, y también en su piel.  Pero para borrarlas, las reemplazó con tatuajes:

-“Un cirujano me dijo que seria difícil borrar la cicatriz más grande que las cuerdas dejaron en mi cintura, y que en ese momento aun sangraba.  Se había abierto la piel.  Posteriormente decidí tatuármela y tapármela.  Yo se que está ahí, pero con el tatuaje la veo diferente.  Proyecta otra cosa.  Sé que nunca borraré lo que me pasó, fue muy fuerte.  Ahí va a estar, pero lo taparé con mi alegría, con mis ganas de vivir.  Entonces ese tatuaje me lo puse para no ver la cicatriz, y ver otra cosa que me mantiene de pie”.

Yered nuevamente me mira.  Secó sus lagrimas durante el relato.  Se ve más tranquila.  Dice que su terapeuta le recomendó contar su experiencia para reducir su dolor en cada plática.  Parece sucederle así.  Aunque comenta que se siente constantemente temerosa y al salir, lo hace con escolta.

A ella, durante ese secuestro le quitaron todo.  Bueno, todo lo material.  Y algunos planes como el lanzamiento de su muñeca Barbie, y en ese entonces la boda con Radamés que debió celebrarse en abril, pero que próximamente este noviembre se llevará a cabo.

En algún momento pensó en dejar su personaje, por el coraje que sintió al ser victima de burlas durante su cautiverio.  Sin embargo, el cariño de su público la hizo darse cuenta de los verdaderos valores que posee.

-“Cuando regresé a los escenarios, la gente lo primero que gritó fue: que brinque la Wanders, que brinque la Wanders…Fue cuando me dije, definitivamente me quitaron lo material, pero no me van a quitar lo que yo he creado.  Con lo que yo me he ganado el cariño de la gente.  Si les voy a brincar, y les voy a seguir brincando.  No me van a robar mi esencia”.

En ese momento nos damos cuenta de que pasaron ya un par de horas de charla.  Al asomarme por la ventana veo que cayó la noche. Es hora de irnos, ella a su ensayo y yo a mi casa.

Al despedirme puedo comprobar que sus heridas han sanado, y que tanto Yered como la Wanders pueden seguir “soñando, bailando y brincando”.

 

Síguenos en Twitter @mtsarabia , y si deseas ordenar ejemplares impresos, ve a www.magcloud.com, teclea la palabra Terenotas, seguida del número de revista.  Ellos envían a cualquier punto dentro de los Estados Unidos.  Y ahora ya puedes descargar la aplicación “MC magcloud for ipad”, para descargar también ahí la versión digital.  Y claro síguenos cada miércoles en Facebook.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Alexis y Fido estremecen con su música a público de todas edades
Alexis y Fido estremecen con su música a público de todas edades
William Levy con tema tabú en la pantalla grande
William Levy con tema tabú en la pantalla grande
Buscan autores latinos de libros infantiles
Buscan autores latinos de libros infantiles

Conéctate con los columnistas