Familiares y amigos recuerdan la valentía y el legado de amor de Vicky Soto de 27 años, maestra en Sandy Hook

Victoria Soto

Esta historia fue escrita por Henrick Karoliszin y Corky Siemaszko del periódico New York Daily News y apareció publicada el día de hoy, 15 de diciembre.  Aquí les incluimos el enlace por si quieren leer la historia en su forma original en inglés; sin embargo, tomamos la iniciativa de traducirla al español porque creemos que es importante que la gente conozca la historia de estos verdaderos héroes,  y para que no se olviden de ellos y lo que hicieron, como lo menciona el primo de la maestra Vicky Soto al final  de la historia.

La maestra Victoria Soto utilizó su cuerpo para proteger a sus estudiantes del pistolero maniaco que causó una masacre en la escuela de Connecticut, dijeron los familiares hoy sábado.

Ella prefirió recibir las balas para proteger a sus estudiantes.

La maestra Victoria Soto pagó su valentía con su vida, pero al hacerlo, la profesora de 27 años salvó la vida de sus estudiantes de primer grado de la ira asesina de Adam Lanza, y se convirtió en toda una heroína..

“La familia recibió información de que Soto había escondido a sus estudiantes dentro de un closet”, dijo Jim Wiltsie, primo de Soto, al periódico Daily News. “Ella se puso entre el hombre armado y sus estudiantes”.

Wiltsie agregó que la policía fue la que aviso a la familia del heroísmo de Soto en la escuela Sandy Hook Elementary

“Estoy muy orgulloso de decir que ella es una heroína”, dijo Wiltsie, policía en Fairfield, Connecticut. “No hubiera esperado nada menos de Vicky.  Sus instintos de protección se reactivaron en forma instantánea. Reaccionó como se le entrenó, pero también como su corazón le dijo que lo hiciera”.

Habiendo dicho esto, agregó Wiltsie, espero haberle dado  a la familia un poquito de paz.

“Emocionalmente, todo esto es demasiado para procesar en un momento”, agregó. “Todavía  todo es tan increíble que  nadie cree que haya pasado”.  Y el hecho de que Soto fue asesinada a unos días de Navidad los ha destrozado.

“Absolutamente ella adoraba a toda su familia; una familia muy unida”, dijo Wiltsie. “Ella siempre era la encargada de todo.  Acababan de celebrar el evento de “El Santa secreto”, del cual siempre tomaba la iniciativa para hacerlo”.

Soto vivía con sus padres, sus hermanas y su hermano en Stratford, Connecticut, un barrio de la clase trabajadora.  Era soltera, adoraba a su perro negro, labrador, Roxy y era una fiel asistente de su iglesia en su comunidad.

Su mamá, Donna, ha trabajado como enfermera en Bridgeport Hospital por 30 años. Su papá Carlos es un operador de grúa para el Departamento del Transporte.

Vicky, como todo el mundo la conocía, era la niña de los ojos de su padre y fue él precisamente, quien tuvo que ir a identificar el cuerpo de su hija.

“Él siempre hablaba de ella”, dijo Gary Verbanic, quien trabaja con el padre que ahora se encuentra deshecho. “Él la amaba como no te lo puedes imaginar. Cada vez que hablaba con ella por teléfono se sentía muy contento y alegre”.

“Yo también estoy destrozado”, dijo Verbanic. “Ella era una persona asombrosa y simpática”.

La vecina de la familia dijo que Soto era una niña muy carismática y buena.

“Cuando me lastime mi espalda, ella me ayudó palear mi pasillo”, dijo George Henderson de 55 años de edad. “Ella no tenía que hacer eso, -pero le gustaba ayudar a la gente -.  Ella era una joven que tenía  toda la vida por delante”.

Su única queja, agregó Henderson, era que ya no escuchará el vehículo de Soto  cuando se dirigía a la escuela en Newtown. “Estoy triste porque ya no voy a escuchar su vehículo cada mañana”.

Soto ha sido maestra por los últimos cinco años – y todos sus estudiantes la adoraban- Ella les decía a sus alumnos “sus angelitos” y nunca se enojaba cuando los pequeños mascaban chicle en clase, el cual los estudiantes sabían que era algo que no se debía de hacer en la escuela.

Hasta el momento no se han hecho los arreglos del funeral porque el cuerpo no ha sido entregado a la familia. Pero Wilstie dijo que quería que la gente supiera la historia de Vicky antes de que sea enterrada y olvidada.

“Quiero que la gente conozca su historia”, indicó. “En lugar de que pase a ser sólo una estadística en un pedazo de papel. Quiero que la gente lea la historia de Vicky y conozca al ser humano que dio su vida por salvar a sus alumnos”.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *