El fútbol en Bell, un deporte donde todos aprenden, juegan y ganan

La división de los chupones en el programa de soccer de Bell es una de las mejores edades para iniciar a los pequeños en el fútbol soccer (Foto cortesía de Bell).

No importa que no sepa parar el balón, dar un pase en corto o correr con la pelota pegada a los pies, lo importante en el programa de fútbol soccer de la ciudad de Bell es que el pequeño o joven quieran jugar y aprender, los padres dispuestos a apoyarlos y lo más importante que haya cupo.

La liga que actualmente tiene más de 900 jugadores en 58 equipos y  en seis divisiones, incluyendo 4 de niñas y una de chupones o niños de 3, 4 o 5 años, tiene más de 300 peticiones en espera.

Los padres son fundamentales en los partidos y aprendizaje de los niños. (Foto de Agustín Durán/Latinocalifornia.com)

José “el rockero” Torres, coordinador del programa de soccer indicó que posiblemente uno de los secretos del por qué tanta gente quiere inscribirse en el programa es porque en Bell todos aprenden, todos juegan y todos ganan.

“No importan que tanto sepa el jugador, si es cumplido, viene a las prácticas y le echa ganas, tiene derecho a jugar”, expresó el coordinador que sabe que el éxito de todos los jugadores que participan en el programa es siendo inteligente con los pies, pero también con la cabeza.

“Es importante mantengan buenos grados en las escuelas, porque si son talentosos con los pies y además sus calificaciones son buenas, entonces tienen grandes posibilidades de acceder a la liga profesional en un futuro”, agrega. “Pero seamos realistas, sabemos que no todos llegaran y la vida de un jugador es muy corta, es por eso la importancia de enfatizar en los estudios”.

José “el rockero” Torres es uno de los responsables del programa de soccer; sin embargo subraya que el trabajo es de equipo y sin las personas que participan en el programa, difícilmente se podrían lograr los resultados que hasta ahora se han logrado (Foto de Agustín Durán/Latinocalifornia.com).

“El rockero”, como todo mundo lo conoce en Bell, indica que el conoce el sistema de fútbol en Estados Unidos y es por eso que trata de que todos los entrenadores, e inclusive los padres de familia, aprendan de las reglas del deporte para que todos ayuden a los jugares a ser mejores.

Y para transmitir ciertos conocimientos, “el rockero” se dio a la tarea de sacar todas las licencias posibles, desde la F que es la más básica, la E, la D estatal, la D nacional, la B Internacional y licencia de árbitro grado 8 y  otra con la Federación Internacional de Soccer en EE.UU.

“Sabía que para poder ayudar mejor a los padres y a los jóvenes, mientras más preparado estuviera, sería mejor”, agrega, el también entrenador de porteros, quien transmite sus conocimientos a los entrenadores y algunos padres de familia que quieren aprender.

Además, de la cantidad de equipos y éxito del programa que en un tiempo llegó a tener más de 1,800 jugadores, el torneo de soccer está dividido en cuatro al año, para hacer a los equipos más competitivos y que siempre tengan la motivación de salir a ganar.  Al final los cuatro campeones juegan la liguilla y se saca al capeón de campeones.

Otra de las ventajas del programa de soccer es que los residentes de la ciudad sólo pagan 50 dólares al año con lo que se les entrega un uniforme , lo jóvenes que viven fuera de la ciudad, pero asisten a una escuela de Bell pagan sólo 90 dólares y los que no son residentes tienen que pagar 200.

Recientemente en el parque Debs, uno de los dos parques donde juegan los equipos, el quipo Boston de la división 2 le había ganado al equipo Rockets, mientras los padres de familia hacían corajes, disfrutaban y aplaudían cada actuación de sus jugadores.

Ana Batres era una de las madres que no dejaba de gritar y no era para menos, su hijo acababa de ser campeón.  “No tenemos quejas, al contrario, nos gusta mucho lo organizado que está el programa y que a nadie se le niega la oportunidad de jugar”, explicó la madre de familia, quien lleva siete años en la liga con su hijo.

Sin embargo, otros padres de familia, a pesar de subrayar su gusto por el programa, indicaron que les gustaría ver un poquito de más proyección por parte del programa, para que los jóvenes que tienen cualidades, tengan más oportunidades.

El rockero, quien antes de ser entrenador era artista, siendo parte de los grupos románticos como Los Pasteles Verdes y Los Terrícolas, indicó que a la edad en que terminan lo jóvenes en la última división ya están a nivel de preparatoria y si tienen el talento y las calificaciones, la escuela es la mejor arena para mostrarse.

Para más información sobre el programa de soccer las personas pueden visitar las oficinas en el 3700 Gage ave.,  en la ciudad o hablar al 323-923-2600, ext. 235.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *