Bell contrataca y demanda a ex trabajador por 2 millones de dólares

Eric Eggena

Bell, Ca.- Luego de que Eric Eggena, ex investigador y director de servicios generales demandara a la ciudad en agosto pasado por 837 mil dólares, por días de enfermedad y vacaciones vencidas, la ciudad le responde con la misma moneda y lo demanda, pero por dos millones de dólares en daños.

Eggena fue despedido momentos después de que los altos salarios de los administradores se hicieran públicos en Bell, de los cuales ocho funcionarios enfrentan cargos criminales, pero Eggena no ha sido acusado.

Según una investigación del diario LA Times en ese tiempo, cuando Eggena estaba a cargo de la implementación de los códigos en Bell, la ciudad recaudó miles de dólares de los dueños de negocios y cobros de supuestas violaciones a las leyes de la ciudad.

El diario encontró también que los trabajadores públicos de Bell crearon documentos falsos y les dijeron a los sancionados que le tenían que pagar a la ciudad, pero la mayoría de esos casos nunca fueron archivados en la corte.

El ex investigador empezó ganando 90 mil dólares en el 2002, pero su salario se fue hasta el cielo en ocho años, hasta alcanzar los 421 mil dólares anuales, colocándolo como uno de los trabajadores públicos mejores pagados a nivel nacional y muy por encima del salario del presidente de la nación.

Además de su salario, la ciudad le pagaba a Eggena una parte de sus pagos de Medicare y deducciones del Seguro Social, mientras que acumulaba días de enfermedad dobles y de vacaciones, de acuerdo a sus contratos, y es precisamente por lo que en agosto, Eggena demandó a la ciudad.

El abogado de Eggena, Richard Shinee, ha dicho anteriormente que la ciudad debe de respetar el contrato con su cliente, independientemente de los términos.

Sin embargo, y como parte de la estrategia de proteger el dinero de los contribuyentes de la administración pasada, la ciudad tratará de recobrar los estimados 20 millones de dólares en pérdidas que ha sufrido durante y  a raíz del escándalo.

Doug Willmore, administrador de la ciudad, indicó que a raíz de la demanda de Eggena, simplemente se intensificaron las investigaciones y se encontró que el demandante recibió cerca de 2 millones de dólares en pagos que no eran legales porque algunos contratos no habían sido aprobados por el concejo; además, indicó que en cierta forma Eggena participó en el fraude en conjunto con Rizzo por lo que también se le debería de hacer responsable de esos 20 millones que la ciudad ha perdido en mitigar los costos a consecuencia de sus acciones.

“Que no quepa la menor duda, en mi opinión, Eggena, bajo la bendición de Robert Rizzo, conscientemente abusó de la confianza pública y saqueó los cofres de la ciudad con un escandaloso salario y beneficios, incluyendo la acumulación de vacaciones y días de enfermedad  a un doble pago de lo que se le da a un empleado regular”, dijo el alcalde Ali Saleh.

“Después de todo esto, todavía tiene la audacia de regresar a la ciudad y demandarla por dinero que según se le debía.  Eggena y todos los amigos de Rizo, necesitan escuchar: La ciudad de Bell ya no es de ellos para que la sigan saqueando, y no sólo pelearemos sus demandas que dan pena, pero perseguiremos agresiva e incansablemente por la restitución de lo que creemos fue robado de la ciudad”.

La demanda contra Eggena es la segunda en dos meses que la ciudad ha realizado contra ex trabajadores de la ciudad, pero no serán las únicas, ya que se espera que termine el juicio contra los ocho acusados para seguir recuperando el dinero perdido.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *