how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Héroes sin miedo

Rubén Moreno

|

14 de agosto, 2012

|
Héroes sin miedo

Rubén Moreno

No tienen trajes especiales, ni capas voladoras ni superpoderes. Pero para mí son auténticos héroes.

Luchan contra un sistema que les ha ofrecido todo y no les ha dado nada. Batallan contra quienes intentan hacernos creer que no hay sitio para ellos cuando en realidad nunca lo pidieron. Ellos se lo ganaron.

Su único traje de superpoderes –y vaya poder es el conocimiento- es una toga y un bonete. Cuando no están vestidos de héroes acostumbran a llevar una playera en la que puede leerse “indocumentado y sin miedo”.

Sin miedo.

Porque el miedo es cosa de cobardes. Y ellos son héroes.

El miedo es lo que ha frenado a este país de ir más lejos y permitir realizarse a todos aquellos que tienen sueños. Porque los héroes también son de carne y hueso.

Ellos hace tiempo que lo perdieron. Y no solo eso. Supieron unir sus voces y maximizar un extraordinario poder de convocatoria para luchar juntos porque el triunfo es más dulce cuando se comparte.

Ahora, hacen historia.

El gobierno ha entrado en razón de que no puede seguir ignorando a quienes terminan sus estudios o siguen forjándose en la universidad a pesar de no tener documentos. Estados Unidos los necesita. Están llamados a ser profesionales y negarles el sueño es querer cerrar la puerta del futuro.

Muchos no conocen otro país. Es irónico cuando no tienen un documento que te identifique de aquí o de allá y todo lo que pueden hacer valer son sus calificaciones que nadie les ha regalado.

Me pregunto cuántos estudiantes nacidos en Estados Unidos abandonarán las clases este curso mientras quienes han tenido que buscarse la vida en las sombras siguen sobresaliendo por méritos propios.

Sigue siendo verdad aquello de que cuanto más te cuesta, más te esfuerzas.

Pero la batalla continúa. Estos héroes siguen luchando para que algún día puedan tener en sus manos un permiso de residencia. Por lo pronto, podrán hacer valer sus títulos en un trabajo sin necesidad de invertarse números falsos. Y aunque ahora además de la toga y el bonete tienen un escudo que los protege contra las deportaciones, hay muchos otros héroes que se han quedado en el camino.

Algunos, demasiado lejos donde las fronteras son de otro tipo.

Felicidades, dreamers. Sois un ejemplo de que lo heróico radica en la tenacidad y en lo lógico. Sois héroes en un país que no ha querido creer en comics más allá de Hollywood, hasta que alguien se dio cuenta del poder y la diferencia que podéis hacer todos juntos.

Porque un héroe es el que resiste contra todas las adversidades y el que nos termina dando una lección de vida de que, con poderes o sin ellos, siempre habrá un lado humano en todos nosotros.

Ahora, hacéis historia. Pero como en toda buena saga, la historia continúa.

Comments

comments

Columnista

Share This Article

Otras Notas

Los responsables de Tlahuelilpan
Los responsables de Tlahuelilpan
El derecho a un Censo sin el temor a participar como inmigrantes
El derecho a un Censo sin el temor a participar como inmigrantes
El huachicoleo, un monstruo de mil cabezas
El huachicoleo, un monstruo de mil cabezas

Conéctate con los columnistas