Festival Outside Lands, el éxtasis de la cultura global

El Festival Outside Lands atrae diariamente a 70 mil visitantes. Foto: Tudor Stanley.

Por Eduardo Stanley

eduardostanley@comcast.net

SAN FRANCISCO, California —  En solo cinco años, el Festival de Música Outside Lands (OSL), de San Francisco, logró convertirse en un evento imprescindible para los amantes de esta clase de experiencias musicales.

Y una de las razones es que OSL va más allá de tres días de música en cuatro scenarios. Le agrega la personalidad propia de San Francisco, con su gusto por la buena comida, los vinos y el espectáculo.

Desde 2008, durante el mes de agosto, este Festival irrumpe la tranquilidad del imponente parque Golden Gate con sus variedad musical y gastronómica. La respuesta del público no podía ser mejor: habitualmente los boletos se agotan en poco tiempo y un promedio de 70 mil personas se dan cita cada día de vivir la experiencia con intensidad.

Este año artistas como Neil Young, Foo Fighters, Beck, Wallpaper, Tennis, The Kills, Norah Jones, Big Boi, Sigur Ros, Metallica, Jovanotti, Regina Spektor, Tom Morello, Jack White, Bomba Estereo, Stevie Wonder, y muchos más, deleitaron a una exigente audiencia..

 

Rock y algo más

El cierre de la segunda jornada musical, el sábado 11 de agosto, estuvo a cargo de la popular banda de rock «pesado» Metallica.

La banda deleitó a sus fanáticos a pesar de sus exageraciones técnicas, como iluminación y el volumen del sonido.

Casi al mismo tiempo, en otro escenario, se presentó Sigur Ros, el exótico intérprete islandés, cuyas características musicales son la gran orquestación y su voz, la que modula en varios tonos principalmente en falsete.

El cierre del festival, el domingo 12 de agosto, estuvo a cargo de Stevie Wonder, quien presentó una amplia variedad de su gran repertorio musical, además de homenajes musicales a Michael Jackson, John Lennon y The Beatles. Llamó la atención ver a jóvenes cantar temas tradicionales de rock, creados cuando ellos no habían nacido aún.

 

Antes de convertirse en rockero, Jovanotti empezó como DJ en la década de 1980. Foto: Tudor Stanley.

La otra música

Esta clase de festivales —muy populares en Estados Unidos y Europa— tienen la característica de presentar diferentes artistas que representan un variado abanico de gustos. OSL no es una excepción en este aspecto.

«Empecé como DJ en los 80, entonces era joven», dice Jovanotti, el rockero italiano que inició en tercer día del festival, el domingo 12 de agosto. «No pensaba entonces en convertirme en músico, en cantante. Me inspiré en Beastie Boys», dijo.

Jovanotti no solo puso su música, una fusion de hip hop con otros ritmos, sino una energía y sentido del humor que encantó al público. «A quién se le ocurre cantar a las 12 del mediodía? Pensé que iba a ser a las 12 de la noche!», dijo entre risas del público que bailó y coreó sus temas más populares.

«En el arte, tienes que escuchar más a tu corazón, a tu cuerpo, que al pensamiento», dijo al explicar su dedicación a la música.

Poco después de Jovanotti, la banda colombiana Bomba Estéreo trajo su cumbia electronica, otra tendencia de mezclas de nuestros días.

«Es la tendencia actual y es bueno, lo mismo hicieron en Argentina con el tango y en México con la música norteña», dijo Liliana Saumet, la cantante de la banda surgida en Bogotá en 2002.

Birdy está considerada la nueva sensación musical de Inglaterra. Foto: Tudor Stanley.

Otra de las sopresas de OSL fue la presentación de Birdy, considerada la nueva sensación de la canción en su natal Inglaterra. Birdy, una joven de 16 años, de sonrisa tímida y voz suave, presentó su CD el año pasado y ya cuenta con una gran legión de seguidores..

 

Comida y cultura

OSL presume de presentar una amplia gama de comida gourmet a pesar de tratarse de un evento masivo. No es tarea simple para los puestos de comida atender la demanda manteniendo la calidad que distingue al festival.

Hay sándwiches de toda clase, algunos preparados por restaurantes reconocidos de San Francisco.

«Una de nuestras especialidades es la carne de cordero y para prepararlas uso recetas familiares», explicó John Fink, del restaurante «The Whole Beast», quien ofreció una muestra de un mini chorizo acompañado por una mayonesa preparada por él y que incluye pimentón y cebolla.

«Vinimos al festival a escuchar buena música y a traerles un poco de chocolate», dijo Gary Guittard, de la fábrica de chocolates que lleva su apellido. «Se habla mucho de la combinación chocolate con vino, pero hay chocolates que combinan más ¡con cerveza!».

Los amantes de lo natural pueden visitar el mercado y comprar frutas frescas o algunos vegetales. «La gente tiene curiosidad por ciertas frutas, les gusta saber de dónde las traemos», comenta Hallie Muller, encargada del «Farmer’s Market» del festival. «La atracción principal es el melón amarillo».

Muller pertenece a una familia de agricultores del área de Napa, al norte de San Francisco.

El público se volvió loco con Bomba Estéreo. Foto: Tudor Stanley.

Y la audiencia también es una verdadera fusión de razas e idiomas.

«Aquí vemos bandas nuevas y después podemos informarle a nuestro público en México», dijo Ricardo Espínola. «Cubrí el festival de Coachella y este es mi segundo año en OSL».

Espínola trabaja en Grita Radio, de Ciudad de México y dijo haber descubierto el festival gracias a una prima suya que vive en San Francisco.

«Es mi segunda vez en este Festival y espero seguir viniendo».

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *