Caravana por la paz en México hace eco en Los Ángeles

El joven Roberto Ceja muestra en Los Ángeles una fto de su hermana desaparecida. Foto: Marilú Meza/Especial para Latinocalifornia.com

Marilú Meza

“Mi nombre es Teresa Vera Alvarado de Oaxaca y busco a mi hermana Minerva Vera que desapareció en el 2006 luego de ir al salón de belleza a cortarse el pelo”.
“Soy Leticia Mora Nieto de la Ciudad de México.  Busco a mi hija Georgina.  Desapareció hace un año cuando fue a la tienda a comprar chile para la cena”.
“Roberto Ceja, buscó a mi hermana Judith de 24 años.  Ella desapareció en la carretera Reynosa-Monterrey el año pasado.  Iba con cinco amigas y ninguna ha regresado a casa”.
Estos son algunos de los testimonios que hacen eco a los de cientos de personas que forman parte de la Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad  que hizo su entrada en Los Ángeles en un recorrido por 20 ciudades de Estados Unidos.
La travesía liderada por el poeta y activista Javier Sicilia pretende crear conciencia entre los estadounidenses y lograr  poner en las agendas políticas  una ruta hacía la paz y así terminar con “esta guerra que nos está destruyendo a todos”, dijo el activista.
También pretende que Estados Unidos  tome la responsabilidad que le corresponde en esta guerra contra el narcotráfico.
Javier Sicilia dijo que EEUU debe asumir la responsabilidad que tiene en el dolor que sufre México por la lucha contra el narco.

“Hay una responsabilidad grave en el dolor que estamos viviendo.  Tenemos que cambiar y llegar juntos a la paz.  No es un problema nada más de México.   Es un problema que nace aquí con armas, adicciones, criminalización a migrantes, lavado de dinero.  Eso está generando muertes y mucho dolor”, dijo el activista, durante un discurso en la Placita Olvera y que fue traducido al inglés por la actriz Kate del Castillo, quien apoya al movimiento.

De acuerdo con el activista, en los últimos cinco años México ha acumulado más de 70 mil muertos, más de 20 mil desaparecidos, más de 250 mil desplazados y cientos de miles de viudas y huérfanos y la cifras van en aumento.
Sin embargo, según datos oficiales, la violencia del crimen organizado en territorio mexicano ha dejado 47,500 muertos  de diciembre de 2006 hasta septiembre de 2011.
Otros que también respaldaron La Caravana por la Paz fueron los cineastas Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu, así como el actor Diego Luna.
Al igual que Sicilia, quien perdió a su hijo  Francisco el año pasado a manos de la violencia, Del Toro también ha sentido esa angustia, pero no a tal grado.   Su padre fue secuestrado en México en 1998 y liberado tras pagar un rescate.
“Yo entiendo ese sentir.  Lo que se está haciendo no está funcionando y hay que presentar opciones para que se evalúen de manera seria”, expresó el cineasta.
Y más que Del Toro, los familiares de los desaparecidos saben muy bien que la guerra contra las drogas declarada por el presidente mexicano Felipe Calderón no está funcionando.
En un cuarto abarrotado de peregrinos a un costado de la Iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles reinaban las pancartas.  Muchos con leyendas como éstas:  “Alto a la violencia!”, “Ya estamos cansados, queremos paz!”.
Sin embargo, la gran mayoría lleva  su pena a cuestas.  Sostenían sin descanso cartelones con las fotos de su hijos, hermanos, padres, madres, amigos, conocidos que se esfumaron o fueron asesinados.
“No se ve que las autoridades muevan un dedo para encontrarla.  No hacen nada.  Nadie nos da razón”, dijo Ceja en un tono de voz un tanto cansado y hasta cierto punto frustrado por tanto pedir sin encontrar respuesta.
El joven se encontraba sentado en el suelo comiendo un pedazo de torta durante el descanso de la Caravana, pero a su lado tenía la foto de su hermana Judith que le recordaba su misión.
“Quiero que nos miren y que se pongan las pilas las autoridades de México.  Que el presidente haga algo al respecto.  Para qué queremos tanta seguridad si no son efectivos”, expresó el joven.
Por su parte, el actor Diego Luna tiene la esperanza de que las cosas cambien pronto. “Hemos aprendido a convivir con niveles terribles de violencia, injusticia e impunidad.  Un movimiento como este es la esperanza de que las cosas puedan cambiar.  Contagiarnos de su dolor y probablemente podamos hacer algo”, expresó.
Alejandro González Iñárritu se pronució a favor de legalizar las drogas.

González Iñárritu se declaró a favor de la legalización de las drogas y consideró el problema más que todo como un dilema de salud pública que afecta tanto a Estados Unidos como a México.

“Tienen que aceptar que se trata un problema de salud pública, no de seguridad pública.  Cuando se acepte eso entonces se podrán prevenir la razones por las que las personas caen adictas”, dijo el cineasta.
La Caravana consta de dos camiones turísticos y algunos 40 autos. Culminará el 10 de septiembre en Washington.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *