Joven asesinada en Colorado escapó de un tiroteo el mes pasado

Jessica Ghawi, quien había escapado de un tiroteo el mes pasado, murió en la masacre de Colorado (Foto: Twitter)

«Mañana voy a estar demasiado cansada». Este fue uno de los últimos comentarios que Jessica Ghawi escribió en su cuenta de Twitter  pocas horas antes de morir acribillada en una sala de cine en Colorado donde un hombre irrumpió pasada la medianoche lanzando un bote de gas lacrimógeno y disparando a diestro y siniestro.

Doce personas murieron y 59 resultaron heridas cuando veían «Batman: The Dark Knight Rises».

Ghawi había convencido a un amigo, que resultó herido y se recupera en un hospital, para que fuera con ella a ver el estreno de la película.

«Nunca pensé que tuviera que convencer a un chico para ver conmigo  The Dark Knight Rises a medianoche», escribió Ghawi, quien tenía 24 años  y soñaba con ser reportera de deportes.  Hizo sus prácticas en un canal de televisión en San Antonio, Texas.

Sus últimos mensajes en la red social tenían que ver todos con el estreno de la cinta.

«Faltan 20 minutos para que comience la película», fue lo último que escribió en Twitter.

El mes pasado, Ghwai ya había estado a punto de ser alcanzada por las balas en un tiroteo cuando se encontraba con su novio de compras en un centro comercial de Toronto.

«No puedo sacar esta extraña sensación de mi pecho», escribió en ese entonces en una red social. «Este sentimiento vacío, casi enfermizo, no se va».

El pasado 14 de junio, Jessica Ghawi subió esta foto a Twitter, donde escribió "estoy segura que he muerto y estoy en el cielo" (Foto: Twitter)

«Noté esta sensación cuando estuve en Eaton Center en Toronto segundos antes de que alguien abrió fuego en la zona de restaurantes», agregó. «Me es difícil distraer mi mente de cómo una sensación rara me salvó de estar en medio de un tiroteo mortal».

«Los crímenes con pistolas son comunes donde crecí en Texas, pero nunca imaginé que tendría la experiencia de primera mano de un crimen violento».

En poco más de un mes, Ghawi experimentó dos tiroteos, cobrando su vida este último. La oficina del forense confirmó que la joven murió por las heridas a consecuencia de los disparos.

Irónicamente, el 14 de junio pasado Ghawi había colgado una foto en una red social donde se le ve junto a dos botes grandes de una reconocida crema de cacao y escribió «Ummmm, estoy segura de que he muerto y estoy en el cielo».

«He visto lo frágil que es la vida», comentó en internet después de ser testigo del tiroteo en Toronto. «Vi el terror en los rostros de las personas. Vi a las víctimas de un crimen sin sentido. Vi que la vida cambia», añadió.

«Me recuerda que no sabemos cuándo o dónde terminará nuestro tiempo en la tierra. Cuándo o dónde respiraremos por última vez».

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *