El nuevo ‘Carmageddon’ de la autopista 405 será el 29 y 30 de septiembre

El cierre de la autopista 405 a la altura del Paso Sepulveda será a finales de septiembre (Foto: Archivo)

Redacción de El Pasajero/ Metro

El cierre en ambas direcciones de un segmento de diez millas de la autopista I-405 sobre el Paso Sepúlveda en Los Ángeles, al que se ha bautizado popularmente como “Carmageddon,” tendrá lugar el 29 y 30 de septiembre con el fin de demoler lo que queda del Puente Mulholland. Por tal razón, se aconseja a los conductores “planear, evitar el área o comer, comprar y divertirse en la localidad” para evitar una mayor congestión de tráfico en la zona y en toda la región.

Metro, Caltrans, Metrolink, el Departamento de Policía de Los Ángeles, la Patrulla de Carreteras de California, el Departamento de Transporte de Los Ángeles y el Departamento de Bomberos de Los Ángeles han iniciado una campaña para informar al público sobre este cierre con el fin de reducir al máximo los problemas que creará.

La autopista I-405 es la más congestionada del país y estará cerrada en ambas direcciones por 53 horas consecutivas entre la I-10 y la US 101. En un fin de semana normal, alrededor de medio millón de automovilistas circulan por el área que será cerrada.

“Este cierre afectará a casi 250,000 conductores en todo el condado que cruzan por el Paso Sepúlveda cada día del fin de semana”, dijo el miembro de la Junta Directiva de Metro y supervisor del condado de Los Ángeles,  Michael D. Antonovich. “La recomendación de las autoridades del orden, del transporte y de casos de emergencia es que los residentes del condado planeen sus actividades para usar una ruta alterna o de transporte público”.

El viernes 28 de septiembre, las rampas ubicadas a lo largo de las 10 millas afectadas se empezarán a cerrar a las 7:00 PM y el bloqueo individual de los carriles de la autopista empezará a las 10:00 PM. Para la medianoche se espera que todos los carriles estén totalmente cerrados. El cierre se mantendrá hasta las 5:00 AM del lunes 1 de octubre. Las rampas y los conectores se reabrirán a las 6:00 AM. Durante el bloqueo, las rampas de acceso al puente Mulholland y la autopista 405 permanecerán cerradas.

Al igual que en el cierre previo del 405, se usará el boulevard Sepúlveda como una ruta alterna solamente para los residentes de esa zona. Este bulevar  no tiene la capacidad para acomodar el tráfico de la autopista, por lo que se aconseja que los conductores eviten el área o usen autopistas alternas como las siguientes: 5, 15, 23, 55, 57, 101, 118, 126, 210, 605 y 710.

“El año pasado pudimos probar de manera contundente que los angelinos están a la altura de la ocasión y que pueden cooperar con las autoridades para hacer del ‘Carmageddon’ ‘un ‘Carmaheaven’ libre de la congestión apocalíptica de tráfico”, dijo Antonio Villaraigosa, alcalde de Los Ángeles y miembro de la Junta Directiva de Metro. “Fue realmente uno de los mejores momentos de la ciudad. Pedimos otra vez al público que cumpla con su deber cívico. No sean complacientes. En lugar de ello, únanse a nosotros para disfrutar juntos de otro fin de semana con pocos autos y con familiares y amigos. Vamos a ayudar para que este trabajo tan importante se haga de manera segura y sin incidentes”.

El miembro de la Junta Directiva de Metro y presidente de la Junta de Supervisores de Los Ángeles, Zev Yaroslavsky, coincidió en este aspecto.

“Durante el ‘Carmageddon I’, los conductores les demostraron a los escépticos que estaban equivocados. Ellos oyeron nuestras advertencias y se mantuvieron lejos de las autopistas, lo que creó un respiro al tráfico que no se veía desde los Juegos Olímpicos de 1984. Y tengo toda la confianza de que ellos responderán de igual manera en esta ocasión. Así que denle un descanso a su estrés. Den un caminata, trabajen en su jardín, hagan una barbacoa con sus vecinos. Vamos a hacer otro ‘Carmageddon-Schmarmegeddon’ para todos nosotros”.

El riesgo potencial de un congestionamiento es más grande este año debido a varios factores críticos. El primero es que aumente la apatía del público después de una intensa campaña informativa que recibió atención internacional para advertir sobre los riesgos de una congestión de tráfico extrema que finalmente se evitó. Más conductores pueden estar tentados ahora a viajar por las autopistas y carreteras, lo cual tiene el potencial de crear severos embotellamientos, como han advertido las autoridades.

En segundo lugar, el trabajo de demolición del contratista durante el primer cierre de la autopista se terminó 17 horas antes de lo programado. Esta vez, sin embargo, difícilmente se terminará el trabajo antes porque se tiene que demoler casi el doble en el mismo lapso de 53 horas. Ahora se removerán dos conjuntos de columnas de puente, mientras que el año pasado solo fue uno. El trabajo de demolición será también más complicado debido a la presencia de cables y tuberías que no estaban en la obra anterior.

Por último, los factores de riesgo para las vías regionales y el sistema de autopistas no han cambiado en el último año. La I-405 es aún la autopista con mayor tráfico en la nación. El trabajo de demolición se hará en un cañón que no tiene alternativas inmediatas y efectivas para el norte ni para el sur. El área del cierre se conecta con las autopistas I-10 e I-101, que tienen sus propias limitaciones de capacidad. Hay todavía una elasticidad limitada en todo el sistema de autopistas en general para acomodar el tráfico que se desvíe de la I-405.

A los conductores que deban viajar ese fin de semana se les recomienda planificar, ver los tiempos reales de las condiciones del tráfico y seguir las rutas alternas. Caltrans informará con letreros en las autopistas sobre el próximo cierre.

Las opciones de transporte público que están disponibles incluyen el servicio de trenes de Metro dentro del condado de Los Ángeles y de Metrolink, que sirve a cinco condados del sur de California.

La demolición y reconstrucción del Puente Mulholland es necesaria para ampliar la autopista 405 como parte del Proyecto de Mejoras del Paso Sepúlveda. La construcción del carril de 10 millas para viajes compartidos tendrá un costo de mil millones de dólares y es un esfuerzo conjunto entre Metro y Caltrans. La compañía a cargo de la obra es Kiewit Infrastructure West Co. Se espera que el trabajo se termine en el año 2013.

Para ver las actualizaciones de este proyecto visite:

www.metro.net/405 –  twitter.com/I_405 –  facebook.com/405project

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *