Agentes prófugos señalan a sus jefes del Aeropuerto de México

Se buscan (de izq. a der.): Bogard Lugo de León, Zeferino Morales Franco y Daniel Cruz García. Foto: EFE

México, D.F. (EFE).- Dos de los tres policías prófugos involucrados en un tiroteo en el que murieron otros tres agentes en el aeropuerto de la Ciudad de México el pasado 25 de junio podrían entregarse al Ejército cuando comience el próximo gobierno, publicó la revista Proceso en su más reciente número.

En una entrevista con los agentes prófugos que publica el semanario, los policías Daniel Cruz García y Zeferino Morales Franco rechazaron las versiones oficiales de que eran investigados por sus vínculos con el narcotráfico.

Afirmaron que sus jefes son quienes protegían a los narcotraficantes, y particularmente señalaron al jefe de la División Regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino, de ser el principal protector del narcotráfico en la terminal aérea.

Según la Policía Federal, el enfrentamiento en la terminal 2 del aeropuerto se produjo durante un operativo para capturar a tres agentes que eran investigados y en el que finalmente resultaron muertos los tres policías que iban a efectuar la detención.

De acuerdo con las autoridades, los autores del homicidio estaban implicados en una red de tráfico de droga proveniente de Perú, por lo que las autoridades ofrecieron una recompensa de 5 millones de pesos (unos 361,000 dólares) por información sobre su paradero.

Desde el tiroteo, Cruz García, Morales Franco y Bogard Felipe Lugo León se encuentran prófugos y desde un refugio contactaron a Proceso para contar su versión de los hechos.

El reportaje firmado por Ricardo Ravelo señala que los dos hombres están dispuestos a entregarse «pero no ahora», sino al finalizar el actual gobierno, que concluye el 1 de diciembre próximo.

«Actualmente no tenemos ninguna garantía ni creemos que vayamos a tener un juicio justo», dijeron, para luego asegurar que si la Policía Federal los encuentra no los detendrán sino que los matará, por lo que afirmaron que podrían entregarse al ejército.

Los policías fugitivos aseguraron que habían actuado bajo amenazas de otros agentes de su misma corporación para involucrarse con el narcotráfico, en particular de su jefe inmediato, así como del jefe de la Policía Federal en el Aeropuerto.

Cruz García indicó que el 25 de junio fueron interceptados por sus tres colegas quienes les exigieron que colaboraran con su red de narcotráfico.

«Yo les dije que los iba a denunciar», dijo Cruz García y fue cuando comenzó el tiroteo.

Agregó que sus colegas saben que van a «pagar por eso» y aclaró que no reconocen los cargos que se les imputan debido a que no se involucraron con el narcotráfico.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *