how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

De fantasmas y rumores en México

|

25 de junio, 2012

|
De fantasmas y rumores en México

Enrique Peña Nieto, candidato del PRI y puntero en las encuestas.

Por José Luis Sierra

Oaxaca de Juárez, Mex.- Toma 1: Cientos de jóvenes del movimiento #yo soy132 irrumpieron marchando con pancartas y consignas la placidez dominical del Zócalo de esta ciudad, para prevenir a los oaxaqueños sobre la posibilidad de fraude en las próximas elecciones presidenciales.

Toma 2: Publicaciones de circulación nacional aparecieron el mismo día con notas informativas consignando casos oficialmente reportados en diferentes estados de la Republica de acciones encaminadas a beneficiar ilegalmente al candidato del PRI.

Toma 3: Los tres partidos principales en contienda reportan a los medios aparentes ineficacias del Instituto Federal Electoral (IFE) durante el proceso de estas campañas presidenciales.

Toma 4: Se reportan ataques de civiles priistas y elementos policiacos a ciudadanos haciendo campaña contra el PRI.

Toma 5: Si tiene pico, cola y plumas, camina como pato, y hace cua-cua las probabilidades de que sea pato son altas.

¿Conclusión?

La guerra de encuestas de preferencia entre el PRI, PAN y PRD, pasó a un segundo plano y en lo que resta de la semana la estrategia a seguir será la de los rumores. Nada nuevo bajo el sol.

En 1988, cuando Carlos Salinas de Gortari derrotó al ingeniero Cuauhtémoc  Cárdenas, misteriosamente se cayó y se calló el sistema (cayó de caerse y calló de callarse).

En el 2004 aparentemente el PRI ganó con holgura pero no hay que olvidar que el candidato inicial de este partido fue Luis Donaldo Colosio, asesinado poco después de que declaró que terminaría con la impunidad de los miembros de su propio partido. Colosio fue de inmediato reemplazado por Ernesto Zedillo. Los registros sobre la administración de Zedillo revelan que cumplió su “chamba” como presidente de manera meritoriamente administrativa, aunque no faltaron quienes la calificaran de mediocre.

Pero pocos han consignado que el real mérito de Zedillo fue el de haber sido el primer presidente en siete décadas de poder del PRI que rompió con el ritual de “el dedazo”; es decir, de elegir y obligar a todo el aparato gubernamental a rendir incondicional apoyo al nuevo designado.

Resultado: el candidato del PRI, Francisco Labastida, perdió ante Vicente Fox -un folclórico contendiente panista cuyo mayor logro había sido vender  Coca-Cola a granel en México.

¿Qué nos pasó?

La expectativa de la mayoría de los mexicanos fue que finalmente había ocurrido un cambio. Pero el gusto duró poco. A menos de la mitad del sexenio de Fox surgieron reportes sobre los “excesos’’ de su esposa, Martha Sahagún, y los hijos de ésta, que a la fecha siguen obteniendo ganancias de los “negocios” que lograron establecer con la venia del todopoderoso señor presidente.

Aun así, la esperanza de que un gobierno panista cambiara las deplorables condiciones del pueblo de México permanecieron, al grado de asegurar una nueva sucesión que quedó en manos de Felipe Calderón, quien termina su periodo bajo la crítica generalizada de que ha sido el peor gobierno que ha tenido el país.

Calderón defiende su desempeño, pero sale tan desprestigiado que ni siquiera  es capaz de servir de apoyo a la candidata de su partido, Josefina Vázquez Mota.

Todavía este pasado domingo Vázquez Mota aseguró en un evento de cierre de campaña  que estaba a dos puntos del favorito, Enrique Pena Nieto. López Obrador. por su parte, afirmó desde la semana pasada que se encontraba en un empate técnico, mientras Quadry insiste que él es el “bonito”, aunque apenas el 3% de los encuestados le cree. Y eso solamente si el lector cree en las encuestas.

Considerando que la mayoría de las encuestas solo han sido un gran negocio para las firmas encuestadoras y una herramienta para atraer la atención de los medios, lo más probable es que si por accidente el nombre de Quadry no apareciese en las boletas presidenciales del próximo domingo, muy pocos lo extrañarían, pese a que él sigue insistiendo en ser el candidato ideal, igual que lo hacen los demás.

¿RUMORES O ESTRATEGIA ELECTORAL?

El hecho es que ya hay casos reportados de compra de votos en los estados de Veracruz, Nayarit y Baja California norte. También hay reportes ciudadanos de haber encontrado boletas electorales pretachadas a favor del PRI en Sonora; coacción del voto en varios sindicatos, entre ellos el de PEMEX y del Magisterio; actos de intimidación y golpizas contra seguidores del PRD, que al igual que los miembros de los demás partidos, tienen hasta el miércoles en la noche para hacer campaña.

En muchos de estos casos hay videos, algunos de los cuales ya circulan en las redes sociales. Hasta el momento el PRD ha quedado exento de acusaciones pero bajo las condiciones actuales nada se puede descartar, incluso el hecho de que se cometan crímenes en nombre de tal o cual partido.

El IFE, por su parte, insiste en que se investigarán todas las quejas, pero la desconfianza en la eficacia de las autoridades va en aumento, incluso llega al grado de sorna como lo expresó ayer Mario Alberto Domínguez, estudiante de la Universidad de Oaxaca que marchaba ayer con el grupo #yosoy132.

“¿Cómo puedes confiar en instituciones que llegan incluso a acusarte de ser el hijo del más grande capo de México sin tener las pruebas correspondientes?… no manches”, declaró el joven.

Al respecto, Andrés Manuel López Obrador, centro aparente de la mayoría de los ataques, ha tomado una actitud más filosófica y en todos los eventos realizados en los últimos días ha dicho que por lo menos en lo que respecta a la compra de votos la solución es muy simple:

“Díganles que si, reciban láminas, material para construcción, despensas o dinero – atrévanse a cometer una mentira piadosa y el día del voto, voten con su conciencia. Total, el voto es privado y además ellos (los del PRI y el PAN) ya les mintieron durante muchos años”.

 

 

 

 

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

La estrategia de Trump es avivar el miedo hacia los inmigrantes
La estrategia de Trump es avivar el miedo hacia los inmigrantes
Fuente Latina, una ventana al Medio Oriente para periodistas de habla hispana
Fuente Latina, una ventana al Medio Oriente para periodistas de habla hispana
Tierra Santa: Antigua promesa de paz
Tierra Santa: Antigua promesa de paz

Conéctate con los columnistas