Cuidado prenatal para indocumentadas gana apoyo en Nebraska

 

De aprobarse el proyecto de ley LB599, unas 1,600 mujeres de bajos recursos recuperarían servicios médicos. Foto: EFE

Denver (EFE).- El Legislativo unicameral de Nebraska aprobó un proyecto de ley para restaurar los cuidados prenatales para madres indocumentadas, a pesar de que el gobernador del estado adelantó recientemente que vetaría esa medida.

Por 31 votos a favor y 15 en contra, los senadores de Nebraska aprobaron el miércoles por la tarde el proyecto de ley LB599, que, de entrar en vigor, permitiría que 1,600 mujeres de bajos recursos, la mayoría de ellas indocumentadas, recuperen los servicios médicos pagados por el estado que fueron eliminados hace dos años.

Tras el voto, el senador estatal Heath Mello (del Distrito 5, en el sur de Omaha) expresó por medio de un comunicado que la nueva ley «protegerá la salud y la vida de los más pequeños en Nebraska» y que la LB599 «asegurará que los bebés en gestación tengan todas las oportunidades para nacer con salud».

«Como copatrocinador de esta ley, siempre he creído que restaurar el programa de cuidados prenatales para los bebés no solamente promueve la vida y la dignidad humanas, sino que también es una medida fiscalmente responsable, al prevenir costos más caros a largo plazo para el estado de Nebraska», dijo Mello, que se identifica como católico y contra el aborto.

Pendiente de la firma o del veto del gobernador Dave Heineman, la iniciativa entraría en vigor el 1 de julio próximo, con un costo estimado en 2.6 millones de dólares anuales. Se anticipa que 1,162 de mujeres cumplen los requisitos para recibir beneficios, incluyendo a 1,100 indocumentadas.

Según Mello, el costo de la LB599 resultará «muy inferior» a lo que Nebraska deberá pagar en caso de nacimientos de niños con peso menor al normal o con defectos que podrían haberse prevenido, o en casos de nacimientos con complicaciones.

En 2010, Nebraska había eliminado el acceso a ciertos programas de Medicaid al comprobar que no todas las mujeres que se beneficiaban con ellos cumplían con los requisitos exigidos por el gobierno federal para recibir esos beneficios.

Posteriormente, el estado restauró los programas para todas las mujeres con residencia legal en este estado y para otras mujeres que por diversos motivos no calificaban para Medicaid, pero mantuvo las restricciones para las madres indocumentadas.

Varios de los legisladores que copatrocinaron la ley LB599 visitarán los principales hospitales y centros de salud de Nebraska para reunir un mayor respaldo hacia la medida y evitar el veto por parte del gobernador.

La semana pasada, en una carta enviada al senador estatal Mike Flood, autor de la LB599, Heineman indicó que vetará la propuesta porque «no se deben usar fondos públicos para individuos ilegales».

Sin embargo, numerosos grupos pro inmigrantes, religiosos y de salud se han expresado a favor de la nueva ley.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *