how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Obama promete la reforma migratoria para su segundo mandato

|

07 de marzo, 2012

|
Obama promete la reforma migratoria para su segundo mandato

Obama dijo que, si gana un segundo mandato, volverá a presentar un proyecto de ley para legalizar a los indocumentados.

Washington, 67mar (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, volvió a prometer ayer que, si logra un segundo mandato en noviembre, presentará un nuevo proyecto de ley para la reforma migratoria integral, una promesa incumplida que moviliza a los votantes hispanos.
Ávido del voto hispano, el mandatario estadounidense dijo durante su primera conferencia de prensa del año que, si gana un segundo mandato el próximo 6 de noviembre, presentará un proyecto de ley para legalizar a la población indocumentada.
Pero, al igual que siempre, volvió a insistir en que eso sólo ocurrirá con el apoyo republicano.
“No puedo votar por los republicanos, ellos tendrán que llegar a la conclusión de que (la reforma migratoria) es buena para el país, y que es algo que consideran importante”, dijo Obama, al explicar su estrategia para impulsar la reforma si resulta reelegido.
Obama al menos reconoce que, debido a las discordias en el Congreso, no ha podido cumplir con la promesa que hizo en 2008 para ganarse el voto latino. El plan marco que delineó se quedó en eso.
En pleno año electoral y ante un asunto tan tóxico y con pocos réditos políticos, en los pasillos del Congreso nadie habla ya de una reforma migratoria.
La nueva estrategia parece encaminada a tratar de activar el próximo año al menos el debate sobre el Dream Act, que permita la legalización de ciertos estudiantes indocumentados, pese a que tampoco eso gana concursos de popularidad.
Mientras, los precandidatos republicanos en liza sólo prometen combatir con más ahínco la presencia de alrededor de once millones de inmigrantes “sin papeles”.
En los comicios generales de noviembre se renovará la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, por lo que el futuro de una reforma migratoria dependerá de la nueva configuración en el Congreso.
“Depende de cómo quede el Congreso, veremos cuántos votos republicanos serán necesarios” para lograr la ansiada reforma, dijo Obama, quien no logró la reforma aún cuando el Partido Demócrata dominaba ambas cámaras legislativas.
Está claro que el anticuado sistema de visas no refleja la realidad del mercado laboral en EE.UU., pero en su lugar sólo surge un creciente número de leyes contra los indocumentados.
Ni la SB1070 en Arizona ni la HB56 en Alabama han logrado la “autodeportación” de los indocumentados que predican Mitt Romney y sus asesores.
Pero esas leyes sí han sembrado el terror en la comunidad inmigrante que, pese al miedo y la fragmentación de sus familias, se moviliza para hacer valer sus derechos civiles.
Por ello, una coalición de influyentes organizaciones hispanas, entre ellas el Consejo Nacional de la Raza (NCLR), LULAC y LCLAA, se sumará mañana a una marcha en Alabama para exigir el respeto a los derechos civiles de los inmigrantes, tal como lo hicieron en 1965 los afroamericanos.
La movilización anual desde Selma a Montgomery, que empezó el domingo y culminará este viernes, conmemora el “Domingo Sangriento” (“Bloody Sunday”), la marcha histórica de los negros en Selma el 7 de marzo de ese año contra la discriminación y por el derecho al voto.
En esa fecha, los manifestantes fueron atacados por la policía mientras intentaban cruzar el Puente Edmund Pettus.
Según los activistas, 47 años después, ahora los inmigrantes, no sólo los indocumentados, sufren atropellos a sus derechos civiles, laborales y electorales.
La inmigración figura entre las cinco prioridades de los votantes latinos, detrás de la economía y los empleos, la educación y la cobertura médica.
Para la comunidad latina, la retórica incendiaria contra los indocumentados por parte de grupos conservadores no deja dudas de que los inmigrantes no son bienvenidos.
Obama ha dado pequeños pasos para aliviar la situación de los indocumentados, como el poner énfasis en la expulsión de aquellos con antecedentes penales.
Pero puede hacer más a través de medidas administrativas, aseguran los activistas.
En un segundo mandato, tendrá que cumplir finalmente su promesa reformista o, de lo contrario, pondrá en riesgo el voto latino para futuros candidatos de su partido.
María Peña

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Elijah Cummings encarnaba lo mejor de Estados Unidos
Elijah Cummings encarnaba lo mejor de Estados Unidos
Elijah Cummings, presente en la defensa de los inmigrantes
Elijah Cummings, presente en la defensa de los inmigrantes
‘Trump piensa que está por encima de la ley y que puede gobernar como monarca’
‘Trump piensa que está por encima de la ley y que puede gobernar como monarca’

Conéctate con los columnistas