Suben de tono las acusaciones contra hermana de Calderón

Luisa María Calderón, hermana del presidente de México, perdió las elecciones en Michoacán en 2011. Foto: EFE

México, D.F. (EFE).- Las acusaciones entre los principales partidos que contenderán por la Presidencia de México el 1 de julio subieron de tono con una denuncia contra la hermana del mandatario Felipe Calderón, Luisa María Calderón Hinojosa, por presunto desvío de recursos públicos.

El vocero del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Eduardo Sánchez, dijo a la prensa que en días recientes diversos medios han difundido un audio en que supuestamente se escucha a Luisa María plantear a sus colaboradores el uso de dinero para ganar la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN) al gobierno de Michoacán.

Por ello, apuntó Sánchez, el PRI decidió presentar una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) «contra quien resulte responsable por el posible delito de desvío de recursos públicos federales, utilización de programas sociales, tráfico de influencia y compra de votos».

Calderón finalmente obtuvo la candidatura del PAN al gobierno de Michoacán, pero fue derrotada por un estrecho margen en las elecciones de noviembre de 2011 por Fausto Vallejo, del PRI.

El presidente nacional del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, afirmó a su vez que el audio constituye un indicio de la intención del gobierno federal de «armar una elección de Estado» en los comicios presidenciales de julio.

En tanto, el titular del Congreso de Baja California, David Jorge Lozano, entregó a la Procuraduría General de la República (PGR) un exhorto aprobado por la legislatura de esa entidad en el que solicitan que se investiguen los presuntos nexos con el narcotráfico de los exgobernadores Ernesto Ruffo y Eugenio Elorduy, del PAN.

Al respecto, el presidente de la Comisión Nacional de Elecciones del PAN, José Espina, aseveró que las acusaciones del PRI «son manifestaciones claras del nerviosismo en el que está cayendo ese partido y su candidato [presidencial, Enrique Peña Nieto]».

«Están generando esta reacción de imputaciones falsas contra panistas destacados para tratar de generar una cortina de humo por la inseguridad y el nerviosismo en el que están», declaró.

Aseguró que ese nerviosismo se debe a que la aspirante presidencial del PAN, Josefina Vázquez Mota, ha ido ganando terreno en las encuestas ante Peña Nieto, quien sin embargo se mantiene a la cabeza en las preferencias del electorado, de acuerdo con los más recientes sondeos.

La última ronda de acusaciones y contraacusaciones se suma a las declaraciones formuladas por Peña Nieto, quien atribuyó las denuncias sobre presuntos vínculos de políticos del PRI con el narcotráfico a una campaña de desprestigio del gobierno federal que rebasa las fronteras mexicanas.

El pasado 8 de febrero, autoridades estadounidenses detuvieron en San Antonio, Texas, a Antonio Peña Argüelles, quien de acuerdo con la Oficina Federal contra las Drogas  (DEA) era el intermediario entre narcotraficantes y Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas (1999-2004) y miembro del PRI.

Según Peña Nieto, esa detención y las investigaciones de la PGR contra otros exfuncionarios de Tamaulipas forman parte de una campaña «orquestada para desprestigiar al PRI» de cara a las elecciones de julio.

Por su parte, el líder nacional del PAN, Gustavo Madero, replicó que las campañas electorales no pueden ser una «patente de impunidad» sino que, al contrario, representan la ocasión para ventilar temas trascendentes para la sociedad.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *