Peña Nieto acusa a Gobierno de orquestar campaña contra el PRI

Peña Nieto dice que las acusaciones sobre narcotráfico contra políticos priístas son una campaña del gobierno para desprestigiar al PRI en el extranjero.

México, 10 feb (EFE).- El candidato presidencial del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, atribuyó hoy las acusaciones sobre presuntos vínculos de políticos priístas con el narcotráfico a una campaña de desprestigio del Gobierno que rebasa las fronteras mexicanas.
En un encuentro con periodistas en Ciudad de México, Peña Nieto refirió que «personajes que están en el extranjero, particularmente en Estados Unidos» le han informado que funcionarios del Gobierno federal «de forma reiterada señalan que, de llegar el PRI al Gobierno, las cosas volverían a supuestos acuerdos (con el narcotráfico), y especulan sobre el tema».
En octubre del año pasado, el presidente mexicano, Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), sugirió en una entrevista con el diario estadounidense The New York Times que algunos miembros del PRI son susceptibles para concertar acuerdos con el crimen organizado.
Cuando el periodista del diario le preguntó su opinión sobre la reputación del PRI, que gobernó México de 1929 a 2000, de pactar con criminales, el mandatario replicó: «Yo no veo qué arreglo puedan tener, pero esa es la mentalidad que tienen muchos de ellos, no digo que todos. Si prevaleciera esa corriente de opinión, entonces sí me preocuparía».
El miércoles pasado, autoridades estadounidenses detuvieron en San Antonio, Texas, a Antonio Peña Argüelles, quien de acuerdo con la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) era el intermediario entre narcotraficantes y Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas y miembro del PRI.
De acuerdo con un documento de la DEA que sustenta la acusación contra Peña Argüelles por lavado de dinero, durante su gestión al frente del Gobierno de Tamaulipas (1999-2004) e incluso años después, Yarrington recibió millones de dólares de las organizaciones criminales, el cartel del Golfo y Los Zetas, a cambio de protección para sus operaciones.
En su encuentro con la prensa, Peña Nieto dijo que frente a «las campañas que advertimos parecieran orquestadas para desprestigiar al partido, el PRI no tiene más que el propósito de trabajar y de acreditarse frente a la sociedad mexicana con trabajo y con resultados».
«Yo confío en que estas campañas orquestadas no vayan realmente a distorsionar o eventualmente a causar confusión ante la sociedad mexicana» de cara a las elecciones generales que se efectuarán el próximo 1 de julio.
Por su parte, el líder nacional del PAN, Gustavo Madero, calificó como «delicada y preocupante» la información difundida en medios nacionales sobre el arresto de Peña Argüelles en Estados Unidos y la supuesta vinculación de Yarrington con el crimen organizado.
Madero rechazó la interpretación de Peña Nieto en el sentido de que existe una campaña del Gobierno federal contra el PRI de cara a las elecciones, y dijo que las campañas electorales no pueden ser una «patente de impunidad» sino que, al contrario, representan la ocasión para ventilar temas trascendentes para la sociedad.

 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *