Luchan por el DREAM Act

Estudiantes de Carolina del Norte se suben al cuadrilátero para defender el DREAM Act. Foto: EFE

Charlotte, Carolina del Norte (EFE).- Las estudiantes «soñadoras» de Carolina del Norte trasladaron su causa de los indocumentados al cuadrilátero y con máscara en sus rostros utilizan la lucha libre para crear conciencia sobre el DREAM Act.
El NC Dream Team, conformado por 15 jóvenes de diferentes zonas del estado, algunos sin documentos y otros aliados, se han caracterizado por utilizar diferentes métodos para transmitir su mensaje.
Desde huelgas de hambre, protestas, campañas por las redes sociales para parar la deportación de estudiantes, vigilias, talleres de derechos de los inmigrantes y hasta hacerse encarcelar, se han convertido en el ejemplo de la batalla por conseguir la legalización de los estudiantes inmigrantes.
«Esta idea ha abierto un nuevo universo de posibilidades para crear conciencia en la comunidad en general sobre nuestra lucha social y por ahora ha gustado mucho», comentó Viridiana Martínez, una de las fundadoras de la organización.
Según Martínez, dos «amigos» del grupo, King Kennie y Jeff Johnson, que a su vez son promotores de eventos en Durham, al norte del estado, crearon el concepto de las «Luchadoras».
Hasta el momento, se han realizado dos eventos -con lleno total del auditorio- y un tercero está programado para el próximo 25 de febrero, donde 24 «Luchadoras» demostrarán sus destrezas y habilidades.
El espectáculo consiste en tres horas llenas de emoción, con mujeres enmascaradas, que con el sonido de la campana se enfrentan a su rival con valentía mientras el público con aplausos o gritos anima a su favorita.
«Buscamos rendir homenaje a la lucha libre y presentar un espectáculo que le guste a la gente, tenemos muchachas de diferentes edades, que cada vez que se suben al cuadrilátero para pelear de verdad y con entusiasmo», comentó King.
King, con experiencia en el deporte de la lucha libre, explicó que las jóvenes entrenan varias veces a la semana para lograr una condición óptima que se refleje en el ring.
Victoria Bouloubasis es una de ellas que con su personaje de «Medusa» proyecta las injusticias que ocurren en la comunidad de los jóvenes soñadores, que no se dan por vencidos por los tropiezos que se presentan en su camino.
«He aprendido mucho de esta tradición mexicana tan arraigada a la cultura. Me entusiasma ver a familias enteras asistir a los eventos y disfrutar mucho con nuestra presentación», enfatizó la joven.
Para Martínez, las peleas que libran las «Luchadoras» en el cuadrilátero es la misma que todos los días enfrentan los indocumentados con las leyes que destruyen sus sueños de continuar sus estudios superiores por la falta de documentos.
«Es una manera de demostrar que sí podemos», acotó Martínez, de origen mexicano.
«Todas las luchadoras son mujeres, quisimos hacerlo así porque en nuestro grupo hay muchas estudiantes, que nos hemos enfrentado a las autoridades para dejarles saber que no tenemos miedo, que buscamos salir de las sombras», apuntó.
Según Bouloubasis, el concepto ha gustado mucho en la comunidad estadounidense, que a su vez tiene la oportunidad de aprender sobre la razón del evento y el NC Dream Team.
«Algunos salen de aquí con ganas de apoyarnos, abren sus ojos a la realidad que viven los estudiantes indocumentados, y eso en parte es nuestro objetivo», acotó Bouloubasis.
Además de los espectáculos en el cuadrilátero, las «Luchadoras» preparan un calendario con sus mejores poses de «heroínas» que saldrá pronto a la venta.
Por último, Martínez resaltó que integrantes del NC Dream Team, que se han mudado a otros estados, han comenzado otros grupos en sus nuevos lugares para ampliar el movimiento.
«Hemos formado líderes que ahora viven en Chicago, Colorado, Washington, D.C., que continúan trabajando arduamente para lograr se apruebe el DREAM Act», concluyó.
El DREAM Act permitiría la legalización de estudiantes indocumentados que, entre otros requisitos, entraron al país antes de los 16 años, se hayan graduado de secundaria o su equivalente, y completen al menos dos años en la universidad o presten servicio militar.
La medida fue aprobada en la Cámara de Representantes en 2007 pero no logró los 60 votos necesarios en el Senado para proceder a su votación definitiva, y volvió a quedarse estancada en 2010.
Recientemente y durante su discurso anual, la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano, manifestó que el DREAM Act «debería ser la prioridad del Congreso en materia migratoria».

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *