how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

¿Si no los protegemos nosotros, que somos sus padres, quiénes?

|

10 de febrero, 2012

|
¿Si no los protegemos nosotros, que somos sus padres, quiénes?

Abogada Jessica Domínguez.

En esta ocasión mi indignación es tanta que no puedo más que comunicarme con ustedes amigos como madre que soy de dos hijos que significan todo para mí  y pedirles a los padres de familia de la escuela primaria Miramonte que por favor no dejen de denunciar los abusos a sus hijos.
¿Por qué? Porque si no les damos el trato y cuidado adecuado a partir de lo que han vivido hasta ahora, seguramente los recuerdos y las heridas del abuso los acompañarán el resto de su vida y hoy, nosotros como padres, tenemos el derecho, la obligación y la oportunidad de ayudarlos.
Primero, porque son nuestros hijos y los niños son lo más preciado que tenemos en la vida.  Ellos son el futuro de nuestra sociedad y tenemos que asegurarnos que crezcan sanos y sin ningún problema o trauma que más tarde pudiera afectar su vida adulta o la de los demás.
Segundo, porque este tipo de acciones no queremos que se vuelvan a repetir. Debemos de mandar un mensaje a las autoridades educativas y a los depredadores que todavía pudiera haber por ahí, que lo que pasó en Miramonte no será tolerado en nuestras escuelas.
Y porque esta historia no es nueva, desafortunadamente ha habido innumerables casos de abuso en las escuelas y hasta ahora las autoridades no han hecho lo necesario para prevenir que se repitan.  La historia de Miramonte tiene que parar hoy y aquí con nosotros.
Es por eso la importancia de denunciar el abuso. Aquí no tenemos pretextos para no hacerlo, la ley nos protege a todos con documentos y sin ellos.  No podemos dejar la oportunidad de ayudarles a nuestros hijos sólo por el hecho de que no tenemos documentos.
Recuerde que en muchas ocasiones, las personas, en este caso los niños, víctimas de abuso, pudieran calificar para una visa humanitaria que a la larga pudiera darles la residencia permanente, sin embargo, lo más importante es que les brindemos la ayuda psicológica necesaria y los ayudemos a salir de este problema que no es problema sólo de ellos, sino un problema de todos nosotros para forjar una mejor sociedad.
Y si de casualidad,  tú lector,  no tienes ese problema, pero conoces a alguien que lo tiene, avísale, pasa la voz para que cualquier víctima de abuso reciba la ayuda que requiere.  Gracias por leer mi columna y espero seguir contando con su apoyo.
No olvide escuchar el programa radial “Ángel de la Justicia” los viernes a partir de las 7:30 de la mañana por la 1020 AM. O visite la página: www.jessicadominguez.com

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Sobornar para acceder a la Universidad no garantiza el conocimiento, pero sí la deshonra
Sobornar para acceder a la Universidad no garantiza el conocimiento, pero sí la deshonra
Trump y los supremacistas blancos
Trump y los supremacistas blancos
Demócratas, el peligro está en Trump, no entre ustedes
Demócratas, el peligro está en Trump, no entre ustedes

Conéctate con los columnistas