Pelotero Adrián González fomenta el deporte en su academia

La Academia González de Deportes se encuentra en Chula Vista. Foto: EFE

San Diego (EFE).- La familia de la estrella mexicana del beisbol Adrián González creó la Academia González de Deportes en Chula Vista, con base en el principio de que no es el talento sino una buena preparación lo que separa a peloteros mexicanos del alto rendimiento.
Este espacio de 29,000 pies cuadrados, cuenta con dos jaulas para lanzadores con montículos y cuatro para bateadores, una de ellas para el softbol, además de un gimnasio completo, cuatro canchas de voleibol y tenis, un área de pasto sintético, una pista de atletismo de 60 pies, bicicletas, yoga y zumba, además de los entrenadores.
El espacio es manejado por los hermanos mayores de Adrián, Édgar y David, que crecieron junto a él en Chula Vista provenientes de una familia de origen mexicano, además de su padre, David González, actualmente involucrado en la formación de talentos de beisbol en Tijuana, México.
Tanto Édgar como Adrián jugaron con los Padres de San Diego, el segundo de ellos se convirtió en una de las estrellas del equipo antes de ser transferido en 2010 a los Medias Rojas de Boston, con quienes firmó en abril pasado un contrato por 154 millones de dólares hasta la temporada 2018.
Pese a que el espacio satisface las necesidades de entrenamiento de jugadores profesionales, está orientado a los jóvenes, los cuales se benefician durante el descanso de grandes ligas de clínicas conducidas por Adrián y Édgar.
David González dijo que la idea original del espacio surgió como una forma de evitar que sus hermanos tuvieran que trasladarse para entrenar a Arizona un par de meses antes de la primavera.
«Pensamos, ¿por qué no hacemos una academia acá? Y nos dimos cuenta que también podría resolver uno de los problemas a los que se enfrentan jóvenes hispanos cuando llegan a la preparatoria, y que por falta de haber desarrollado al máximo su potencial físico no pueden competir por becas de universidad o para unirse a la liga profesional», sostuvo.
González dijo que no es inusual que jóvenes pierdan entre 20 y 25 libras de grasa y las sustituyan por músculo, lo que les permite competir en Estados Unidos.
Además del beisbol, actualmente preparan a interesados en el futbol americano, el voleibol, el boxeo y el atletismo, dijo González, además de miembros de la familia de esos jóvenes que quieren simplemente bajar de peso y mejorar su condición.
«Cada día pasan por aquí de entre 100 a 200 personas, y en nuestros dos años de operación que cumpliremos en mayo hemos tenido a cerca de 2,000 clientes», dijo David.
Cerca del 70% de los atletas de la academia son de origen mexicano, explicó David, muchos procedentes de Tijuana y barrios hispanos de San Diego, como National City, Chula Vista e Imperial Beach compiten en un equipo especial representando a la academia a fin de mejorar su rendimiento.
«Si son de bajos recursos, les damos beca para que puedan entrenar aquí sin tener que pagar la cuota normal de cerca de 200 dólares por ocho sesiones, dos de ellas por semana», dijo David.
González consideró que una de las razones por las cuales no hay tantos mexicanos en las Grandes Ligas es porque en EE.UU. los estudiantes se preparan físicamente en sus escuelas desde jóvenes, mientras que en México solo suelen jugar los fines de semana por falta de instalaciones deportivas.
David González padre comentó por su parte que por ello ha creado también en Tijuana una academia de beisbol en la que, financiada por Adrián, dan alojamiento, alimentación y preparación profesional a jóvenes promesas, a cambio de un contrato en el que si son firmados por un equipo profesional la academia se quedará con el 30%, con el restante para el pelotero y su familia.
«En México los equipos profesionales suelen quedarse hasta con el 75% de la firma de un contrato, y por eso están molestos con nosotros, incluso nos dijeron en el pasado que tenían exclusividad con las Ligas Mayores, lo que no es cierto», dijo.
González padre agregó que en su academia en Tijuana entrenan a 27 jóvenes, 13 de ellos de estados vecinos, con edades de entre 14 y 18 años y que se benefician del talento de entrenadores de la academia de Chula Vista.
«En un año y medio no hemos vendido a ningún pelotero, no somos profesionales sino un grupo apoyado por Adrián que apoyamos a muchachos que nos recomiendan y que creemos que tienen talento. Es una aventura porque nunca se había hecho esto en México, y menos en relación con la zona fronteriza», dijo David padre.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *