how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

Cárteles reclutan niños desde 11 años de edad en México y Estados Unidos

|

08 de enero, 2012

|
Cárteles reclutan niños desde 11 años de edad en México y Estados Unidos

Así como en su momento se hizo con las niñas en Colombia, ahora en México y Estados Unidos se utiliza a menores de edad para que ayuden o trafiquen la droga que entra al país consumidor número uno del mundo.

Se aprovecha su edad y aparente inocencia para que las autoridades no sospechen del tráfico, sin embargo, en los últimos meses se ha incrementado el número de arrestos y las autoridades alertan a los padres de familia de ambos lados de la frontera.

Desafortunadamente, los niños que son reclutados, en su mayoría pertenecen a pandillas, posiblemente con poca atención en su hogar ya que han declarado que simplemente querían ser parte de un grupo.  Enseguida les presentamos la nota de Doris Gomora que se pubicó en el diario El Universal.

Cárteles reclutan niños desde 11 años de edad en México y Estados Unidos

México, D.F.-Los cárteles del narcotráfico están reclutando niños de entre 11 y 17 años, en México y en Estados Unidos, para que sirvan de mulas, así como de espías, como resultado de que pasan desapercibidos, siendo San Diego, California, uno de los puntos en donde el nivel de reclutamientos aumentó  en el último trimestre de 2011, indica información de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA) y del Servicio de Aduanas y Migración de ese país (ICE).

Los niños que están siendo reclutados son hijos de mexicanos, latinos y estadounidenses, de entre los 11 y los 17 años, que viven en ambos países, pero desde el segundo semestre de 2011, con una marcada tendencia a preferir los que viven en Estados Unidos, lo cual les permite tener la ventaja de la nacionalidad aun y cuando viajan con adultos, señala la información de la DEA.

En algunos casos, se explica, los niños entre 13 y 17 años que forman parte de pandillas en Estados Unidos, son reclutados por los cárteles mexicanos y éstos les ponen pruebas para obtener su confianza y, como resultado de que son parte de una organización, las negociaciones implican dar más beneficios a los pandilleros, a los niños que son reclutados de manera independiente.

En el sur de California, agrega, el número de niños que han sido detenidos se ha incrementado y además destaca el tipo de delitos en los cuales estuvieron involucrados durante su detención, tales como narcotráfico en la modalidad de tentativa o ingreso de cantidades de diferentes tipos de drogas, extorsiones en la modalidad de complicidad, secuestro en la modalidad de complicidad al cuidar a las personas a las que se les privó de libertad, piratería, corrupción y espionaje, entre otros.

Se consideran prescindibles

Los niños reclutados son llamados por los cárteles mexicanos, como los “prescindibles” y hasta septiembre de 2011 eran menos llamativos para las autoridades de Estados Unidos, por lo cual se incrementó el número de menores convertidos en mulas, refiere la información.

Los pagos que recibe cada infante, se explica, dependen de la organización que los recluta, siendo los Zetas y el cártel del Golfo los que efectúan los mayores pagos, con un promedio de 500 dólares por paso de droga, mil dólares por cuidar a los secuestrados durante un mes o por apoyar en logística de extorsiones, y mil 500 dólares por funcionar como espías para informar cuando se movilizan las autoridades a ciertos puntos.

Los menores que trabajan para los cárteles y han sido detenidos por el Servicio de Aduanas y Migración afirman que el dinero es parte importante de su reclutamiento y también el saber que aun y cuando los detengan, por ser menores de edad cumplirán condenas de 15 meses en campos juveniles si son estadounidenses o, en el caso de los mexicanos, esperan ser deportados para continuar con sus actividades.

A los 16 años, se detalla, los niños son convertidos en sicarios y las niñas se involucran con la vigilancia de cargamentos de droga, armas, empacado de droga, como espías de las organizaciones e, incluso, como ganchos para atraer a miembros de las agencias de la ley para ser asesinados.

Tras su detención, los niños que trabajan para cárteles mexicanos han explicado que buscaban ser parte de algo, ser considerados como miembros de un grupo y otros pensaban que en todo momento estarían fuera de la ley, menciona la información.

Esta nota fue publicada por el diario El Universal en México por Doris Gomora.  Para más información puede visitar su página de internet http://www.eluniversal.com.mx/nacion/192688.html

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Denise Díaz confía en su trayectoria para convertirse en senadora estatal de California
Denise Díaz confía en su trayectoria para convertirse en senadora estatal de California
CHIRLA: contacto directo y constante, clave para que los latinos voten
CHIRLA: contacto directo y constante, clave para que los latinos voten
Líderes de México y L.A. promueven visión económica compartida
Líderes de México y L.A. promueven visión económica compartida

Conéctate con los columnistas