Se espera el arresto de hasta 320 mil inmigrantes en la frontera con México

 

Washington.- Estados Unidos espera lograr la detención de 250.000 a 320.000 indocumentados en toda la frontera sur este año, manteniendo la tendencia a la baja debido a una mayor vigilancia en el sector, dijo recientemente el comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Alan Bersin.

«Esperamos entre 250.000 y 320.000 arrestos en toda la frontera, lo que es un descenso significativo del año pasado… con el 40 por ciento (de los arrestos) en el corredor de Arizona», dijo Bersin a los periodistas tras una presentación en el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP).

En el sector de Arizona, por donde cruza la mayoría de los indocumentados, Bersin calculó un total de alrededor de 120.000 arrestos.

Durante y después del foro, el comisionado de la CBP, insistió en que la frontera está «más segura que nunca» debido a un drástico incremento en el personal, recursos y tecnología para la vigilancia fronteriza.

Si en 1993 la Patrulla Fronteriza contaba con poco menos de 3.000 agentes, en la actualidad cuenta con 21.370.

Bersin citó como ejemplo de la mejora que, en el año 2000, hubo aproximadamente 1,6 millones de arrestos en la frontera.

Además, la disminución de las detenciones coincide con una mejora en la economía en México y la recesión que eliminó fuentes de empleo en EE.UU., agregó el funcionario.

Sin embargo, reconoció que el Gobierno tiene que mejorar su labor de transmitir ese mensaje a la opinión pública, porque «el fenómeno del crimen que tenemos en la frontera ha bajado a niveles que no hemos visto desde hace 30 años».

«Las comunidades que están viviendo en la frontera lo entienden, pero el problema es que a causa de la política, de vez en cuando, las comunidades al interior del país no entienden», observó.

El CAP divulgó un informe en el que repasa los logros en la seguridad fronteriza en los últimos 18 años y reitera sus recomendaciones para arreglar de una vez por todas el problema de la inmigración ilegal en Estados Unidos.

Los grupos pro-inmigrantes, en general, se quejan de que EE.UU. ha deportado a más de un millón de personas en lo que va del mandato del presidente Barack Obama, pero eso no ha avanzado la reforma migratoria y tampoco apacigua a quienes piden aún más reforzamiento de la vigilancia fronteriza.

Al respecto, Bersin expresó confianza en que «con el tiempo vamos a ver un reconocimiento que tenemos que enfrentar los otros factores del problema migratorio».

Bersin consideró que «en teoría es posible sellar la frontera» pero eso tendría un alto costo económico y político que, a su juicio, no aceptaría la opinión pública estadounidense. En todo caso, señaló, se requerirían al menos 400.000 agentes fronterizos para surtir ese efecto.

Bersin reiteró el consejo que las autoridades de EE.UU. han emitido desde siempre a las comunidades al sur del Río Bravo: «Quédense en su casa con su familia; no vale la pena cruzar el desierto, donde los coyotes van a abandonarlos».

Share and Enjoy !

0Shares
0 0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *