how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

El valor de los trabajadores

|

28 de julio, 2011

|

Una de las razones por las que la mayoría de los trabajadores en este país no vemos aún los efectos de la recuperación

María Luisa Arredondo.

económica de la que tanto habla la Casa Blanca es porque el desempleo sigue por las nubes debido a que las corporaciones se niegan a contratar personal.
Muchas de estas corporaciones están ya en condiciones de restituir parte de la fuerza laboral que despidieron cuando estalló la recesión porque en los últimos meses han registrado ganancias espectaculares.
Sin embargo, difícilmente lo harán. Y la razón, como ustedes se imaginarán, es muy sencilla: se han dado cuenta de que pueden producir lo que necesitan con los pocos empleados que les quedan, aunque ello implique que los expriman al máximo.
Con esta política la mayoría de las corporaciones no sólo ha logrado incrementar su productividad y elevar de manera exponencial sus ganancias en la Bolsa de Valores sino también mantener un clima de temor que les resulta muy favorable.
Los empleados, aun cuando tengan que trabajar el doble y les hayan recortado su sueldo, difícilmente se atreven a elevar la voz para quejarse y mucho menos para pedir un aumento salarial. Por el contrario, se sienten afortunados de contar con un empleo en estos tiempos en los que hay seis trabajadores por cada puesto que se anuncia en el mercado laboral.
Quienes están a la caza de un empleo, a su vez, se encuentran con la nada grata sorpresa no sólo de que hay una competencia feroz sino de que los salarios y las prestaciones han descendido a niveles ínfimos, incluso para los más capacitados.
Por otra parte, los pequeños negocios, que tradicionalmente son los crean más puestos de trabajo, tampoco pueden dar el paso de aumentar su nómina de empleados por la incertidumbre económica que prevalece en el país y por los altibajos en la confianza de los consumidores.
Aun cuando la administración Obama está consciente del problema no se decide a inyectarle vigor a la economía con un nuevo paquete de estímulo por la reticencia de los republicanos. Éstos consideran que la intervención del gobierno debe limitarse a recortar más los impuestos bajo el argumento de que lo prioritario es impedir que el deficit federal escale aún más.
Esta situación es, en síntesis, la que mantiene el nivel de desempleo en 9.5%, uno de los más altos de la historia reciente, y la que pone en serio riesgo el futuro de millones de individuos que, aun sin estar desocupados, han visto disminuidos significativamente sus salarios mientras las ganancias corporativas siguen su carrera alcista.
Un reciente estudio del professor Andrew Sum de Northeastern University en Boston indica que entre el último trimestre de 2008 y el primer trimestre de 2010, las utilidades de las corporaciones fueron de 572 mil millones de dólares. En contraste, en ese mismo periodo, los salarios disminuyeron 122 mil millones de dólares.
Mientras estos desajustes no se corrijan y los politicos en Washington le den más importancia a las corporaciones que a los trabajadores, es claro que la economía nacional seguirá sin repuntar como debería y el nivel de vida de millones continuará en franco deterioro.

*María Luisa Arredondo es directora ejecutiva de wwwlatinocalifornia.com

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Cuba: ¿a la tercera va la vencida?
Cuba: ¿a la tercera va la vencida?
México: el precio del “acuerdo” con Trump
México: el precio del “acuerdo” con Trump
Trump se autocongratula por “solucionar” crisis y caos que él mismo genera
Trump se autocongratula por “solucionar” crisis y caos que él mismo genera

Conéctate con los columnistas