Cambio de estrategia

Me pregunto si en 2006 le hubieran dicho al presidente de México, Felipe Calderón, que la lucha contra el narcotráfico costaría 30 mil vidas mexicanas en los primeros cuatro años de su gobierno, mientras que en Estados Unidos el consumo de drogas, no sólo continuaría, sino seguiría aumentando qué hubiera hecho: ¿Le hubiera declarado la guerra frontal al crimen organizado como lo ha hecho hasta ahora o hubiera adoptado otra estrategia?

Debemos recordar que el hecho de que México se haya comprometido a combatir el narcotráfico para evitar que los estupefacientes lleguen a Estados Unidos obedece principalmente a una certificación anual (dinero) que México recibe por parte de Estados Unidos.

Pero hasta ahora, ¿cuál ha sido el resultado al norte de la frontera con México? ¿Ha servido de algo el derramamiento de sangre que ha vivido la sociedad mexicana por los últimos 48 meses? Estos son los resultados en uno de los condados más grandes de Estados Unidos: el de Los Ángeles.

Según las autoridades del Departamento de Salud del Condado de Los Ángeles del 2006 al 2008 el monto de droga (marihuana y cocaína) decomisada se triplicó de 72 mil a 202 mil kilogramos, lo que significa un incremento del 300% en sólo 3 años.

Este año, el mismo departamento publicó que el 75% de los pacientes (62 mil) que llegaron a los hospitales públicos de julio del 2009 a junio del 2010 fueron individuos que presentaron problemas de abuso de drogas, cifra muy por encima a la del año anterior.

En ese mismo reporte, las autoridades angelinas subrayaron que actualmente el 40% de los estudiantes que asisten a la preparatoria (High School) en Los Ángeles dijeron haber probado algún tipo de droga y un 20% continúa consumiéndola.

Ante este panorama en uno de los condados más grandes y ricos de Estados Unidos, cabe preguntarse: ¿de qué forma ha beneficiado la violencia que se ha desatado en México? ¿debemos de seguir igual o cambiar de estrategia?

Si consideramos el total número de víctimas en México hasta ahora y vemos que simplemente en lo que va del 2010 más de 12 mil personas han sido asesinadas por el combate al narcotráfico, podría esperarse que 20 mil personas más mueran en México en los próximos dos años si no hacemos un cambio urgente.

Considerando que México es la vía por donde el 75% de la droga llega a Estados Unidos y el gobierno de Calderón trata supuestamente de bloquear todos los caminos que llevan al norte, cuál ha sido hasta ahora el papel de México, si el tráfico y consumo en EEUU sigue aumentando.

Por otro lado, la violencia al sur de la frontera ha escalado a niveles y métodos que las historias de Al Capone parecen cuentos de hadas comparadas con la de los carteles mexicanos. Como ejemplo lea el siguiente párrafo de una nota publicada recientemente en un diario local de Guerrero México, uno de los estados con más actividad violenta en los últimos 4 años:

“Dos de los siete cuerpos fueron colgados del puente con brazos cercenados… Las autoridades de Guerrero (México) indicaron que las víctimas no presentaban ningún impacto de bala, lo que podría suponer que los individuos fueron decapitados vivos”.

Una vez más: ¿Deberíamos seguir igual o cambiar de estrategia en la lucha contra el crimen organizado? ¿El pueblo mexicano podrá aguantar dos años más de este tipo de masacres?
Recientemente platiqué con Roberto Blanco, un inmigrante que ha vivido en Los Ángeles por los últimos 15 años, quien me dijo: “Cuando me vine de Durango, después de la devaluación del 94 sólo sentía coraje y pensaba que México no podía estar peor, pero ahora que regresé, sentí también miedo, por mí y mi familia y vi que desgraciadamente México si podía estar peor que como lo dejé.

Después de todo, ya es de todos sabido que haga lo que haga el gobierno mexicano, su contraparte estadounidense lo considera totalmente incapaz de mantener una lucha contra el crimen organizado, de acuerdo con documentos filtrados por Wikileaks.

Al final, con la droga entrando por México ó cualquier otro país, el pueblo estadounidense tendrá que decidir cómo lidiar con el problema del consumo de sus residentes que, pese a los esfuerzos de México sigue creciendo, pero ojalá no a costa de más vidas humanas.

**Agustín Duran ha sido reportero en Los Ángeles por lo últimos 14 años en diarios como La Opinión y semanarios como Eastern Group Publications. Actualmente es reportero y columnista de Latinocalifornia.com

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *