Arpaio y sus abusos

La lista de demandas por las múltiples violaciones a la ley en que ha incurrido el sheriff de Maricopa, Joe Arpaio, sigue

María Luisa Arredondo.

creciendo. Sin embargo, nada parece detener a este hombre de 78 años que se vanagloria de los atropellos y arbitrariedades que cotidianamente comete contra los inmigrantes indocumentados.

El pasado lunes, un juez federal determinó que la oficina de Arpaio violó los derechos constitucionales de un hombre latino y de su hijo, quienes fueron arrestados sin motivo durante una redada en febrero de 2009. Según Alessandra Soler Meetze, directora de ACLU en Arizona, el sheriff violó la cuarta enmienda de la Constitución de Estados Unidos porque la detención de Julián Mora, residente legal desde hace 30 años, y de su hijo, ciudadano de este país, se basó solamente en el color de su piel.

Por esta razón, Arpaio deberá enfrentar ahora un juicio en el que tendrá que responder porqué él y sus agentes utilizan con frecuencia el perfil racial durante sus redadas.

La proximidad de este juicio, sin embargo, le tiene sin ciudado al sheriff, quien sigue tan campante como siempre. Al día siguiente de darse conocer el fallo del juez, Arpaio realizó una nueva redada en un negocio en Phoenix durante la que cuatro trabajadores fueron arrestados bajo la sospecha de ser indocumentados y trabajar con papeles falsos.

Hasta ahora, Arpaio, quien es sheriff de Maricopa desde 1992, ha demostrado que la única ley que respeta es la que él mismo impone, aun cuando vaya en contra de los más elementales derechos humanos.

Arpaio enfrenta varias demandas por el trato vejatorio al que acostumbra someter a quienes tienen la mala fortuna de pisar sus cárceles. En Maricopa, todos los reos deben vestir ropa interior de color rosa, se les alimenta sólo dos veces al día, a menudo con fruta podrida, con frecuencia se les niega el cuidado médico y a muchos se les obliga a dormir al aire libre en la llamada “Ciudad de las Carpas”, donde tienen que soportar las temperaturas extremas del desierto. Lo más grave es que muchos de los que están presos ni siquiera han sido convictos, están a la espera de ser enjuiciados.

Tanto el FBI como el Departamento de Justicia y el Gran Jurado Federal investigan a Arpaio por violaciones a los derechos civiles y abuso de poder, así como por mal manejo de fondos.

Ante toda esta lista de atropellos y violaciones legales, uno se pregunta cómo es posible que este hombre continúe en su cargo sin que nadie le haya podido poner un alto. Su obsesión por el supuesto orden y apego a la ley lo ha llevado a prácticas cada vez más inhumanas y absurdas como el reciente concurso de “ el reo del día”, en el que el público vota por internet sobre cuál es su foto favorita de los arrestados en Maricopa.

Arpaio se jacta de ser el “sheriff más duro del oeste” cuando en realidad debería reconocer que su conducta es una verdadera vergüenza para el sistema de justicia de este país.

***María Luisa Arredondo es directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *