how to treat alopecia

Facebook
Twitter
Google +1
LinkedIn

¿Adiós a Loretta Sánchez?

|

28 de julio, 2011

|

En noviembre de 1996, la demócrata Loretta Sánchez hizo historia en el condado de Orange al derrotar al republicano

María Luisa Arredondo.

Bob Dornan en el entonces Distrito 46 (ahora 47) y convertirse así en la primera mujer de origen mexicano en representar al condado de Orange, en el Congreso de Estados Unidos.

Sánchez no ganó de manera fácil. Su elección fue objeto de una ardua polémica y de graves acusaciones por parte de Dornan, quien hasta el día de hoy mantiene que el triunfo de la congresista fue posible gracias al voto de personas indocumentadas. Las acusaciones, sin embargo, no prosperaron y hoy la victoria de Sánchez es vista como el símbolo del cambio demográfico en el condado de Orange y del creciente poder del voto latino en ciertas áreas de esa entidad, considerada tradicionamente como un bastion del conservadurismo.

Ahora, sin embargo, la historia es muy distinta. Sánchez, nacida en California de padres mexicanos, enfrenta una seria competencia para reeelegirse. Varias encuestas indican que está virtualmente empatada con su rival republicano, el vietnamita Van Tran.

Dos factores principales explican el avance de Tran. El primero es la diversidad étnica del Distrito 47, integrado por ciudades como Santa Ana, Anaheim, Garden Grove y Fullerton. Aunque la población latina es mayoría en zonas como Santa Ana, donde se estima que el 79% de sus residentes son de habla hispana, hay otras como Garden Grove, donde los coreanos y vietnamitas avanzan a pasos agigantados, no sólo en términos demográficos sino económicos y politicos.

El segundo factor es que, a diferencia de los vietnamitas y otros grupos de asiáticos, los latinos no votan en grandes números debido a que muchos son indocumentados y otros simplemente son apáticos o están desencantados por la falta de resultados de los partidos politicos, sobre todo en las áreas de la economía y la migración.

Preocupada por el riesgo de perder el puesto que tiene desde 1996, Sánchez declaró hace unos días a Univision que los vietnamitas le quieren arrebatar el cargo y que su contrincante Tran es “muy antiinmigrante y muy antihispano”.

La respuesta de Tran, un abogado que llegó con su familia a Orange en 1975, poco antes de la caída de Saigón y que actualmente es asambleísta estatal, no se hizo esperar.

Calificó de difamación y “asalto racial” las declaraciones de Sánchez y la obligó a retractarse.

La polémica, si bien puso en el banquillo de los acusados a la congresista, por lo menos ha atraído los reflectores hacia esta contienda y, eventualmente, incluso podría resultarle benéfica.

Muchos latinos que antes no se sentían animados a salir a las urnas, ahora han expresado que no quieren que Sánchez pierda el cargo.

“Como mujer latina, yo me siento más identificada con Loretta porque entiende mejor los problemas de los inmigrantes mexicanos y de las madres que queremos apoyo y una mejor educación para nuestros hijos”, me dijo recientemente Esther Gómez, dueña de un pequeño negocio en Orange.

Pero por el momento todo son especulaciones. La hora de la verdad para Loretta Sánchez llegará el 2 de noviembre. Mientras tanto, tendrá que esforzarse, como lo hizo hace 14 años, por ofrecer soluciones y propuestas de cambio reales a una comunidad sumamente vapuleada que está cansada de retórica hueca.

María Luisa Arredondo es directora ejecutiva de Latinocalifornia.com

Comments

comments

Share This Article

Otras Notas

Trump, en pie de guerra contra los indocumentados
Trump, en pie de guerra contra los indocumentados
La estrategia racial de Trump del “ellos contra nosotros” está más viva que nunca
La estrategia racial de Trump del “ellos contra nosotros” está más viva que nunca
Menores migrantes, las víctimas de la intolerancia
Menores migrantes, las víctimas de la intolerancia

Conéctate con los columnistas