Difunden fotos de Gabrielle Giffords

Houston, Texas, 12 de jun— Las primeras fotografías de la representante demócrata Gabrielle Giffords desde que fue baleada en la cabeza hace casi cinco meses fueron difundidas el domingo por la mañana en su página de Facebook.
En las dos imágenes la legisladora aparece en exteriores en el hospital TIRR Memorial Hermann, donde ha estado recibiendo tratamientos intensivos desde que fue baleada en un evento electoral. Seis personas murieron y diez más quedaron heridas en el ataque del 8 de enero en Tucson, Arizona.
Desde entonces, el acceso a la congresista por ese estado ha estado fuertemente restringido. Hasta el domingo no había sido dada a conocer ninguna fotografía reciente suya.
En una de las imágenes está sola, sonríe a la cámara y tiene el cabello recortado sin que se note cicatriz alguna en la piel afectada de su cabeza. En la otra está sentada al lado de su madre.
Desde el suceso, Giffords sólo había sido vista en público el 27 de abril, cuando subió al avión que la llevaría a Florida a ver el lanzamiento al espacio de su esposo, el astronauta Mark Kelly. En las imágenes borrosas se ve a la legisladora que sube con lentitud las escaleras del avión.
C.J. Karamargin, portavoz de Giffords, dijo que miembros de su personal dieron a conocer las fotografías el domingo para ayudar a satisfacer «el intenso interés en la apariencia de la congresista».
Como Giffords podría ser dada de alta posteriormente este mes, su personal está preocupado que su tratamiento fuera del hospital pueda exponerla más a sitios públicos y fotografías no deseadas.
«Lo que queríamos evitar era un frenesí tipo paparazzi, y ésa es la razón por la que se están difundiendo las fotos», afirmó Karamargin.
Las imágenes, tomadas por un profesional, fueron hechas en mayo antes de que los médicos le volvieran a colocar a Giffords una parte de su cráneo que le habían retirado con el fin de permitir que su cerebro hinchado tuviera espacio para expandirse. Las fotos la muestran con un aspecto ligeramente distinto al que tenía antes.
«No hay nada tan extraordinario en cuanto al aspecto físico externo», dijo Jordan Grafman, director del Laboratorio de Investigación sobre Lesiones Cerebrales Traumáticas en el Centro de Investigación de la Fundación Kessler en West Orange, Nueva Jersey, al explicar que muchos pacientes con lesiones cerebrales tienen buen aspecto unos meses después de haber sufrido la lesión.
«Pero la imagen no nos dice cuál es el estado mental interno del cerebro, cómo está funcionando», dijo Grafman, que no le ha dado tratamiento a Giffords. «¿Cuáles son sus habilidades sociales? ¿Tienen un sentido del humor sutilmente distinto? ¿Pueden participar en actividades? Todo eso es lo que es importante».
Desde la agresión a tiros, Giffords ha logrado progresos notables, pide sus alimentos favoritos, canta las canciones que le gustan, y vuelve a aprender a caminar y conversar, aunque tiene dificultades para hilar frases.
Sin embargo, a pesar de ello, su jefa de personal Pia Carusone ha dicho que, aunque Giffords ha logrado todos esos avances, sigue siendo una sombra de lo que era.

** Con información de AP

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comments

comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *